Posts de la categoría ‘Experiencia’

«La calidad de estudio se ve en las aulas con el docente mismo y los estudiantes»

Nicole Villalta Villarpando, de la Universidad Mayor, Real y Pontifica San Francisco Xavier de Chuquisaca (Bolivia), realizó un semestre de intercambio en la carrera de Derecho de la Universidad de Valparaíso (Chile), durante 2021. Aquí nos cuenta su experiencia en las aulas, con sus compañeros y docentes, y cómo contribuyó esta vivencia a su desarrollo estudiantil y futuro profesional. 

«Mi experiencia acerca del semestre realizado en la Universidad de Valparaíso fue enriquecedora y llenó mis expectativas completamente. Participar de espacios tan diversos y de gran aprendizaje me dio la oportunidad de conocer opiniones de gran relevancia y puntos de vista diferentes al que se tiene marcado dentro del Derecho Constitucional como lo es en la academia de Chile.

«La calidad de estudio que se tiene en la Universidad de Valparaíso es demostrada en las aulas de clase con el docente mismo y los estudiantes según los resultados académicos que sobresalen. Quedo satisfecha de los meses de estudio que tuve en la casa de estudio y agradecida con el Programa de Intercambio, por haberme acogido en su espacio académico», comentó.

UBO recibió a 113 estudiantes de intercambio virtual

Estudiantes de Argentina, Ecuador, Perú, Colombia, España, México, Brasil, Bolivia, Paraguay y Francia, iniciaron este semestre un intercambio virtual en la Universidad Bernardo O’Higgins (UBO), miembro de nuestra red. En total, 113 estudiantes recibieron la tradicional Bienvenida a los Estudiantes Extranjeros, en el marco del Programa de Movilidad Virtual Internacional (PROMOVI), implementado en 2020 por esta universidad, durante el inicio de la crisis sanitaria por COVID-19 y con excelentes resultados.

UBO ha mantenido activos los convenios de cooperación a través de todo el mundo, dejando a un click de distancia a estudiantes de intercambio. Al respecto, la jefa de Relaciones Internacionales, María Francisca Bertoglio, expresó la alegría y el privilegio que significa para la universidad tenerlos en sus aulas, de momento todavía virtuales.

Los estudiantes recibieron inducciones de las áreas de mayor influencia para ellos durante su estadía: Dirección de Tecnologías de la Información, Dirección de Vida Universitaria y Dirección de Bibliotecas, además de conocer al equipo de la ORI que los asesorará y guiará durante todo el semestre que estén cursando. También tuvieron la oportunidad de encontrarse con algunos de sus padrinos y madrinas del Buddy Program, iniciativa creada este año para generar lazos de acompañamiento, ayuda y amistad entre los estudiantes extranjeros y sus compañeros de carrera.

Las carreras a las que llegaron los estudiantes fueron: Fonoaudiología, Ingeniería Civil en Medio Ambiente y Sustentabilidad , Periodismo, Ingeniería en Informática, Contador Auditor, Derecho, Psicología, Pedagogía en Educación Parvularia, Ingeniería Civil Industrial, Enfermería, Ingeniería en Realidad Virtual y Diseño de Juegos Digitales, Química y Farmacia, Tecnología Médica, Pedagogía en Inglés para Enseñanza Básica y Media, Obstetricia y Puericultura, Pedagogía en Educación Diferencial, Ingeniería Comercial, Nutrición y Dietética, y Pedagogía en Historia y Geografía para Enseñanza Media.

Fuente: UBO.

De Zaragoza a Santiago online: «Debatir me parece una buena forma de aprender»

En la Universidad de Zaragoza, España, donde estudia su último semestre de Trabajo Social, Laia Guerrero buscó información sobre las posibilidades que existían de realizar un intercambio en el extranjero, para enriquecer su currículum académico. Esta joven, que creció en el Principado de Andorra, siente una verdadera vocación por lo que estudia y su interés por aprender es permanente. Por eso, optó por inscribirse en la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM) que, además, mantiene un convenio de cooperación académica con su institución de origen.

Fue así como en marzo pasado, a más de 11 mil kilómetros de distancia de Santiago, Laia comenzó sus estudios en modalidad virtual en la UTEM. Se convertía así en la séptima estudiante extranjera en matricularse en nuestra institución para cursar un intercambio online en 2021.

Laia se inscribió en cuatro asignaturas: Trabajo Social con Familias, Trabajo Social con Grupos, Psicología Social y Salud Mental y Psiquiatría. «En vuestra universidad se escucha muchísimo a los estudiantes y debatir me parece una buena forma de aprender. Eso lo veo como un valor añadido, así como también que sus profesores han ejercido como trabajadores sociales, pues sus conocimientos provienen de su experiencia práctica, lo que da sustento a la teoría”, valoró.

Me gustaría rescatar, también, como algo muy importante, ciertas iniciativas que conocí en Chile, a través del trabajo e investigación que realiza los profesores de UTEM. Me refiero, entre otras cosas, a las formas de organización social que se articulan en situaciones complejas como las que se han visto durante la pandemia. Para mí fue completamente nuevo ver cómo las personas se agrupan en torno a una olla común, donde cada una tiene una responsabilidad distinta para aportar a una causa colectiva”, destacó Laia.

Laia concluyó en junio su intercambio en nuestra casa de estudios, convalidando los créditos que le faltaban para terminar su carrera en la Universidad de Zaragoza. Durante cuatro meses, se conectó tres veces a la semana en forma remota, sorteando la diferencia de horarios entre España y Chile, para incorporarse a las clases en la UTEM.

En la actualidad, sintetiza su aprendizaje como un proceso que le será de gran utilidad en su futuro profesional. “Me parece muy relevante, como trabajadora social, incorporar nuevas herramientas que ayuden a las personas a empoderarse y ser más autosuficientes, algo sustancial de lo que he aprendido a través de mi paso por la carrera de Trabajo Social en la UTEM”, concluyó.

Una carrera que despierta «gran interés»

La directora de la Escuela de Trabajo Social de nuestra Universidad, Gabriela Gutiérrez, señaló que las/os estudiantes extranjeras/os que  han cursado asignaturas de la carrera, en su mayoría provenientes de España, “efectivamente destacan la cercanía del cuerpo docente, el acento formativo orientado a fortalecer la mirada reflexiva y crítica del estudiantado en torno a los diferentes escenarios sociales, así como también la importancia de pensar los elementos conceptuales y teóricos abordados al servicio de los derechos humanos y la justicia social en sus diferentes dimensiones”.

Por su parte, el Doctor Antonio Eito, Vicedecano y Coordinador del Grado de Trabajo Social de la Universidad de Zaragoza, señaló que la Escuela de Trabajo Social de nuestra institución académica “es un destino que despierta un gran interés. Las y los estudiantes que han realizado el intercambio, a su vuelta hablan maravillas del trato y la metodología docente”.

Y destacó que, pese a las dificultades que ha enfrentado la movilidad estudiantil a nivel internacional en la pandemia, el caso de Laia es muy destacable, toda vez que “pudimos tener una estudiante que ha realizado un intercambio virtual y ha quedado encantada con la experiencia”. “Por nuestra parte -agregó-, esperamos seguir con el programa de intercambio por muchos años y ampliarlo también a docentes e investigadores”.

Fuente: UTEM.

Estudiantes de Canadá realizaron pasantías internacionales en la UCM

La Universidad Católica del Maule (UCM) ofrece la posibilidad de realizar pasantías virtuales de investigación con académicos investigadores de la institución. Fue así como las estudiantes Chloe Leroy (tercer año de Biología) y Lihui Yang (cuarto año de Informática y Psicología), de la University of Victoria de Canadá, trabajaron codo a codo con la académica de la UCM, Dra. Sara Cuadros.

La académica dirigió el trabajo de estas dos estudiantes en temáticas relacionadas directamente a la línea de investigación de la Dra. Cuadros: Genómica Microbiana y Bioinformática. “Además del aporte que las estudiantes hicieron a mi investigación -señaló la académica- conformamos grupos de trabajo, que involucraron a estudiantes de prácticas y a colegas de otras unidades de la UCM, como la Dra. Vívian D´Afonseca, quien co-supervisó el trabajo de Chloe Leroy”.

Una de las estudiantes (Lihui Yang), que tiene formación en el área computacional, se dedicó a la comparación de tres diferentes herramientas bioinformáticas usadas para la predicción de sistemas CRISPR-Cas en los genomas de arqueas, lo que es parte del proyecto Fondecyt Regular de la Dra. Cuadros.

La otra estudiante (Chloe Leroy), cuya formación está más ligada a las ciencias biológicas, se dedicó al estudio genómico de los sistemas de defensa antiviral en bacterias patógenas de salmónidos, «debido a que este es un problema de gran importancia para la acuicultura en la actualidad, tanto para Chile como para la provincia de Columbia Británica, en Canadá”, afirmó la académica.

“Una experiencia maravillosa”

Ambas estudiantes valoraron esta alianza internacional entre ambas instituciones. “El programa cooperativo definitivamente me ayudó mucho con mi futura carrera”, dijo Lihui Yang. “Mi supervisora me contó su experiencia y por qué decidió trabajar en genética y sus historias de aprendizaje. Eso me inspiró a pensar en mí mismo. Estoy pensando en por qué elegí la Informática y la Psicología, qué tipo de trabajo quiero hacer”, sostuvo la estudiante.

“Lo que me inspira es que se trata de un trabajo real”, complementó Chloe Leroy, quien luego señaló que el resultado del mismo conduciría “a una publicación que podría influir en políticas y toma de decisiones y, por lo tanto, brindar nuevas opciones para el tratamiento de patógenos que actualmente dañan al salmón en Canadá y en el extranjero”.

A pesar de la distancia, tanto Leroy como Yang aprendieron mucho sobre la cultura chilena. Como dijo Yang, “escuché las historias locales y la cultura de mi supervisor y colegas. También compartí mis historias y experiencias con ellos”. Agregó que el trabajo también le dio la oportunidad de practicar su español y dice que su tiempo trabajando con la UCM fue “una experiencia maravillosa”.

Más sobre pasantías internacionales en UCM.

«Chile es el paraíso de la Astronomía»

El astrofísico Matthias Schreiber, llegó hace 15 años a Chile, fue investigador del Instituto de Física y Astronomía de la Universidad de Valparaíso y, actualmente, es profesor titular de la Universidad Técnica Federico Santa María y director alterno del Núcleo Milenio de Formación Planetaria (NPF). Confiesa que su decisión de radicarse en Chile la definieron las “condiciones ideales” de los cielos de Chile, además de la tecnología de última generación con la que cuenta el país.

No hay otro país con condiciones similares. Es el paraíso de la Astronomía. El desierto de Atacama cumple con dos aspectos que son fundamentales para la observación: no hay nubes y hay poca atmósfera entre el telescopio y las estrellas. Estas son las condiciones ideales para su observación y la de las galaxias”, comentó el doctor en astrofísica.

Acceso privilegiado

Como profesor, señala que la gran ventaja de estudiar Astronomía y Astrofísica en Chile es que el país cuenta con más de la mitad de los mejores telescopios del mundo y un acceso privilegiado para hacer uso de ellos. “Chile tiene el 10% del derecho de uso y esto es una ventaja gigante teniendo en cuenta que el resto del mundo tiene que compartir el otro 90%. Eso implica que los alumnos de pre y postgrado van a estudiar con los mejores telescopios del mundo. Cuando estuve en Alemania esto no era posible. Es un acceso privilegiado y fascinante porque además se encuentran en medio del desierto, a unos 5 mil metros de altura”, enfatizó.

Tanto la tecnología como la geografía y pureza de los cielos en Chile hacen que la Astrofísica cuente con una producción científica que se encuentra entre las mejores del mundo, no sólo por su calidad sino por el número de investigaciones. “Muchos investigadores -apuntó Schreiber- vienen a Chile justamente por eso. En la Universidad Técnica Federico Santa María contrataron recientemente dos profesores extranjeros, europeos, atraídos por las condiciones y el acceso privilegiado a la tecnología”.

Campo laboral

En relación con el campo laboral, Schreiber remarcó que la mayoría de los alumnos de doctorado que han sido alumnos suyos, se desempeñan con un cargo permanente en la investigación. “Si estudias en Chile, el nivel es tan bueno que es fácilmente posible competir con estudiantes formados en los Estados Unidos o Europa. El campo laboral está creciendo. En los próximos 20 años van a llegar más telescopios a Chile, por lo tanto, va a seguir creciendo”, concluyó.

Si bien la decisión de radicarse en Chile -contó- no le resultó fácil, “fue la mejor decisión” que tomó. “La Astronomía ha crecido inmensamente en los últimos 20 años y haber sido parte de eso es verdaderamente fantástico. Además, he aprendido mucho de la cultura latinoamericana”, confesó este estudioso de las enanas blancas y uno de los autores de una investigación publicada en la reconocida revista Nature a fines de 2019, sobre el primer registro de un planeta gigante orbitando una enana blanca.

Dónde estudiar

Chile cuenta con un listado de universidades donde estudiar la carrera de Astronomía, carreras vinculadas o realizar un postgrado en la materia. En Learn Chile, red de instituciones de educación superior apoyados por el Estado de Chile a través de ProChile, puedes conocer la oferta académica de las siguientes instituciones:  Universidad de La Serena, Universidad de Valparaíso, Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación y la Universidad Técnica Federico Santa María.

«Hay que vivir la experiencia para entenderla»

Emeline Morineau, de San Pablo CEU, España, cursó un semestre de la carrera Kinesiología en la Universidad Santo Tomás (UST), sede Temuco.

“Los responsables de la movilidad internacional, los profesores y los compañeros de internado de la UST Temuco me dieron una bienvenida increíble, siempre preocupados por mí. Tejí relaciones fuertes en la región y 6 meses después de haber terminado, aún estoy en contacto con ellos.

«La hospitalidad, la generosidad, el sentimiento de compartir son las principales características de los chilenos. Esta movilidad en Chile la describiría como inexplicable. Sin duda lo recomiendo a cualquier persona. Hay que vivir la experiencia para entenderla”.

«Elegí estudiar en UACh por su diversidad en cursos vinculados al medio ambiente»

Agathe Hiver llegó desde Francia a Chile en julio 2019, para estudiar dos semestres en la Universidad Austral de Chile. Aquí te contamos cuál ha sido su experiencia:

«Mi carrera en Francia es Ciencias Políticas, pero como quiero especializarme en desarrollo sostenible, en la UACh tomé curso de Recursos Naturales, Geografía, pero también Historia y Antropología.

«Elegí estudiar en la UACh porque tiene una diversidad de cursos en relación con el medio ambiente, lo que me interesa mucho. Valdivia es una buena opción para vivir en una ciudad de talla humana con mucha naturaleza y con cursos correspondientes. La vida valdiviana es muy agradable por estar rodeada de ríos, con los leones del mar y por tener mucha naturaleza alrededor, tanto bosques como playas. Tuve la oportunidad de conocer varias ciudades del sur y toda la Patagonia desde Chiloé hasta Punta Arenas. Me encantó todo el paisaje del sur, donde la naturaleza es espectacular.

«Mi experiencia en la UACh ha sido muy buena. Los profesores son muy atentos con los alumnos extranjeros. También, la oficina encargada de los estudiantes del intercambio está disponible por cualquier duda o pregunta que tenemos. De manera general, encontré gente de allá muy “buena onda”. La universidad tiene muchas actividades extracurriculares como cursos de circo, salsa, bachata y yoga, que permiten conocer a más gente».

De Angola a Chile, Abias cuenta cómo es estudiar un magíster online en la UACh

Abias Reis es alumno del Magíster en Recursos Hídricos de la Universidad Austral de Chile y participa en forma virtual desde Angola. “Ingresé a la Maestría en Recursos Hídricos en el mes de marzo de 2020, lamentablemente no pude viajar debido a la pandemia”, señaló desde Huambo, Angola, país ubicado al sur de África. Desde allí se conecta tres veces a la semana para compartir con el resto de sus compañeros en las clases a distancia del programa.

Abias tiene 34 años, de formación Ingeniero Agrónomo, postuló a la Universidad Austral de Chile motivado, porque consideró que la especialización tiene un plan de estudios muy satisfactorio para cubrir las necesidades de su país: “Angola tiene un potencial muy grande del recurso hídrico, por lo que es necesario fortalecer su sustentabilidad y mejorar la gestión”.

Indicó que se enteró de la oferta académica por AGCID, institución que le abrió las puertas para postular a través de la Becas Mandela. “Tengo clases tres días en la semana y me comunico con mis compañeros siempre cuando haya trabajo en grupo. Incluso he tenido la oportunidad de conocer Valdivia en forma virtual por Google Earth, además, me contacté con compañeros que ya pasaron por Valdivia, así que sé bastante de la ciudad”, contó.

Desde la Dirección de Relaciones Internacionales, la Dra. Maite Castro, destacó que este trabajo que se está realizando a través de plataformas virtuales ofrece oportunidades en un escenario de pandemia. Abias debió haber viajado a Chile en marzo, pero debido al cierre de fronteras, no lo consiguió. “Para nuestra Universidad es una puerta que se abre a fin de poder dictar programas de postgrado con una parte no presencial”, valoró.

Abias destacó que, en términos generales, la experiencia ha sido muy satisfactoria. De hecho, contempla la posibilidad de viajar a Valdivia para conocer la Universidad en cuanto se abran las fronteras. “No he tenido ningún problema de comunicación e interacción con la universidad y la coordinación del magíster, pero la mayor dificultad es la conexión que no siempre facilita la presencia en las clases. A pesar de ello, hago una evaluación muy positiva dada la entrega y el profesionalismo de los docentes del programa”, finalizó.

«Vuelvo a mi país con una mirada más amplia del mundo empresarial»

Lindsey Malott llegó a Chile desde Estados Unidos (Estado de Ilinois, Chicago) con el fin de hacer un intercambio para estudiar contabilidad y español. Eligió la sede de Valdivia de la Universidad Santo Tomás para vivir esta experiencia y hoy regresa enriquecido no sólo por aprender un nuevo idioma sino también por lo que le significará haber podido ver desde adentro un mercado como el chileno.

«Aprendí a manejar presupuestos y formulas sobre el consumo. También tome una clase de Servicio Social sobre la familia y así conocí la estructura familiar chilena. Aprendí sobre el mundo empresarial de otro país y cómo funciona. Es beneficioso porque en EE.UU. yo puedo encontrar trabajo en empresas internacionales y me abre más puertas. Aprendí demasiado», comentó este estudiante extranjero que llegó a Chile hace seis meses.

La decisión la tomó luego de conversar con uno de sus profesores en su universidad de origen; Blackburn College: «Tengo dos profesores en Blackburn que en mi primer año me dijeron que es bueno viajar y conocer la cultura de otros países y, sobre todo, aprender español. Mi primer semestre en mi clase de español me gustó mucho, consulté y me dijeron que debía participar de un intercambio extranjero. Elegí Valdivia, porque tengo un amigo que estudió aquí hace tres años, entonces vine con buenas referencias».

Y agregó: «De todas maneras, creo que lo mejor es recomendar estudiar en otro país, porque siempre una experiencia internacional es buena. Quiero decirles a mis compañeros que ellos necesitan conocer más lugares, especialmente Chile, porque cuando viajas puedes tener una visión más amplia del mundo, puedes crecer como persona y profesional y así uno aprecia más cosas».

Lee el artículo completo.

«Una de mis principales motivaciones era mejorar mi español y lo he logrado»

Amos, Shih-kuo Li, estudiante taiwanés, realizó su práctica en Santo Tomás gracias al Programa de Experiencia Internacional de la Dirección de Proyectos Internacionales que la Universidad Santo Tomás ofrece a alumnos de instituciones de educación extranjeras en convenio.

Amos (Shih-kuo Li), es estudiante de español, francés y relaciones internacionales de la Universidad de Lenguas Wenzao Taiwán, quien, gracias al convenio bilateral entre su universidad y Santo Tomás, realizó su pasantía profesional desde julio a diciembre de este año, en la oficina del Programa de Experiencia Internacional de la Dirección de Proyectos Internacionales de Santo Tomás en Santiago.

“Una de mis principales motivaciones era mejorar mi capacidad de español, y lo he logrado gracias a asignaturas de formación general. Pero, la razón principal era realizar mi práctica profesional en la oficina del Programa de Experiencia Internacional y conocer todo el proceso relacionado a estudios en el exterior y cómo trabajar con alumnos de diferentes nacionalidades. En este tiempo, he mejorado mi comunicación formal ya que he hecho vínculos con instituciones de otros países”, destacó Amos.

Tal como plantea Amos, esta pasantía fue una excelente oportunidad para conocer Latinoamérica y poder contrastar la cultura de su destino con la de su país de origen: “Mi universidad exige hacer práctica profesional antes de graduarse y como, gracias a las alianzas de mi universidad, estaba la posibilidad de elegir un país muy, muy lejos, encontré que Chile era la mejor opción”.

¿Cómo fue tu experiencia de intercambio?

Mi experiencia acá fue excelente, todos mis colegas son muy simpáticos y el trabajo en nivel de dificultad al comienzo es más fácil y después más difícil, entonces para mi es muy bueno para acostumbrarme a este trabajo y gracias a este trabajo puedo saber el sistema cómo funciona los procesos de postular a un periodo de intercambio.

¿Qué fue lo más difícil de esta experiencia?

Primero, el trayecto. Viajar 30 horas y la utilización de español en Chile es muy diferente que el castellano que aprendí en la universidad. En un comienzo fue muy difícil entender la conversación en Chile. Además, como trabajé con jóvenes la mayoría usa mucho modismo, con los profesores era más fácil.

¿Cuáles fueron tus principales aprendizajes?

Lo más importante que aprendí son los procesos de postulación a intercambio y cómo coordinar, cómo hablar y comunicar con colegas de otras universidades y cómo obtener la información adecuada para los estudiantes y para las universidades de destino.

En este trabajo, además, aprendí sobre la diferencia entre los estudiantes de intercambio de diferentes países, ya que algunas características son muy distintas entre sí, y para trabajar con ellos es necesario saber cómo comunicar acorde a cada nacionalidad. No es lo mismo relacionarse con alguien de Brasil, con alguien de Canadá, no solo los estudiantes también las instituciones y los procesos.

¿Cuáles son tus próximos pasos?

Ahora vuelvo a Taiwán y me gustaría encontrar un trabajo sobre este tema como una agencia o si es posible me gustaría encontrar un trabajo en la oficina de relaciones internacionales en alguna universidad.