Estudio de Learn Chile y CRUCh evalúa el impacto del estallido y la pandemia en estudiantes internacionales

19 agosto, 2020

COMPARTE ESTE CONTENIDO

Hacia finales de 2019, la sociedad a nivel global comenzó a experimentar gradualmente una emergencia sanitaria sin precedentes en los últimos 100 años. La pandemia mundial del virus Corona (COVID-19) ha conllevado el lamentable fallecimiento de cientos de miles de personas y millones de contagiados en el mundo y, por consiguiente, una serie de restricciones como, por ejemplo, el cierre de fronteras. En el ámbito de la educación, a nivel internacional esta situación obligó a restringir la movilidad estudiantil entre los países y, en consecuencia, las instituciones de educación superior debieron replantearse rápidamente cómo formular nuevas estrategias para esta importante dimensión de su internacionalización.

En el caso de Chile, a la emergencia sanitaria a causa de la pandemia le antecedía una crisis de orden social, que ya había puesto en alerta a las instituciones de educación superior. Éstas se vieron en la necesidad de implementar respuestas oportunas y efectivas en materia de movilidad estudiantil y académica, con el objeto de mantener los estándares de alta calidad en el difícil contexto vivido. Pero ¿cómo impactaron, efectivamente, las crisis en la movilidad estudiantil?

En la búsqueda de una respuesta, Learn Chile junto al Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas (CRUCh), dieron lugar al estudio “Impacto del estallido social y la pandemia en la movilidad estudiantil en Chile”. El propósito de este trabajo es determinar los alcances de las crisis derivadas de dichos fenómenos en la movilidad estudiantil, y las estrategias que las IES chilenas han implementado para hacerles frente.

Del total de respuestas analizadas, 778 fueron respondidas por estudiantes internacionales y 31 por representantes de oficinas de relaciones internacionales de las instituciones de educación superior, IES, que forman parte de Learn Chile y/o del CRUCh (78% del universo).

Más allá del diagnóstico obtenido sobre la situación actual de la movilidad estudiantil en Chile, esta información permite disponer de valiosas referencias que sirven de base para proponer a los organismos gubernamentales correspondientes, la implementación de políticas que impulsen y fortalezcan la internacionalización de la educación superior chilena. Asimismo, en el ámbito internacional, este estudio significa un aporte para otros países que se encuentran realizando análisis de similares características.

El impacto

Es conocido que las crisis también traen consigo oportunidades. El estallido social de 2019 impulsó a que las casas de estudio tomaran medidas para facilitar la continuidad de la formación de los estudiantes nacionales e internacionales en sus hogares, ofreciendo como opción la modalidad virtual o remota, que fue rápidamente implementada con la llegada de la pandemia. Frente a dicho contexto, cabe considerar que para el caso de Chile, la modalidad virtual se ve beneficiada, considerando que el país posee la mejor conectividad de Latinoamérica (Ranking IGC), con un 88% de los hogares conectados a Internet.

En este punto, el estudio reveló que, a pesar de que gran parte de los alumnos -tanto chilenos como extranjeros cursando estudios durante el transcurso de las crisis (segundo semestre 2019 y/o primer semestre 2020)- declaró un alto impacto en sus estudios producto de la pandemia, esto no se ve reflejado en modificaciones significativas a sus planes y estadías y, por ende, en sus experiencias de aprendizaje. Esto puede deberse a que la inmensa mayoría logró continuar sus programas online, independientemente de su decisión de regresar o no a su país de origen.

El estudio también encuestó a estudiantes que habían sido aceptados para llegar a estudiar en Chile durante el segundo semestre de 2020 o primer semestre de 2021. Para estos estudiantes, el estallido social no fue visto como un obstáculo para su futura llegada a Chile (55,5% indicó haber tenido poco o nulo impacto de su decisión). Más del 83% de este universo mencionó no haber cambiado sus planes de estudio producto de la crisis social.

Capacidad de respuesta

Las IES chilenas demostraron capacidad de respuesta para afrontar las crisis, poniendo diversos servicios a disposición de los estudiantes. Todas las casas de estudio declararon disponer de clases virtuales, mientras que el 93% puso a disposición información sobre el COVID-19. Además, se ofrecieron varios servicios adicionales de apoyo a los alumnos extranjeros, destacando: apoyo psicológico y tutorías de orientación (con un 72%), asesoría para trámites migratorios (62%) y ayuda para el regreso a sus países de origen (52%).

La totalidad de las IES cuenta con estrategias de seguimiento para los estudiantes incoming (que vienen a Chile). Todas a través de correo electrónico y, la mayoría, también cuenta con grupos de mensajería en aplicaciones (83%), reuniones virtuales (83%), Consejería y Redes Sociales (ambas con un 52%).

A su vez, la mayoría de las IES está buscando mantener la experiencia multicultural de los estudiantes incoming mediante: uso de RR.SS. en primer lugar (90%); seguido de charlas virtuales (84%); encuentros virtuales (74%); actividades culturales online fuera de curriculum (58%). También se están diseñando concursos literarios y fotográficos, cafés virtuales y también recorridos por la ciudad en realidad virtual.

Las instituciones saben que la experiencia y riqueza cultural online no es comparable con la vivida presencialmente. Por eso esperan generar modelos híbridos (semipresenciales) en el corto y mediano plazo, donde los y las estudiantes puedan aprender y vivir la experiencia de estar en Chile, conocer en profundidad las costumbres, su gente y paisajes, disfrutar de su gastronomía.

Este nuevo escenario propicia acercamientos con instituciones de todo el globo. La totalidad de las IES está trabajando en nuevas formas de internacionalización; principalmente a través del desarrollo de cursos conjuntos online con IES extranjeras, implementando metodologías como COIL, en un formato inclusivo, que aporte al desafío permanente de proveer oportunidades de aprendizaje global para todos los estudiantes.

Accede AQUÍ a los resultados de nuestro estudio.