Posts con la etiqueta ‘Estudiar on line’

II Feria estudiar en Chile: 67% de los estudiantes prefirió programas online o híbridos

De los 2 mil estudiantes latinoamericanos que asistieron a la II Feria Estudiar en Chile: postgrado y formación continua, la mayoría mostró interés en programas online o híbridos (semipresenciales), para realizar principalmente magísteres o diplomados. Un dato que marca la tendencia en tiempos donde las fronteras han sido cerradas y la movilidad estudiantil está prácticamente detenida. En respuesta a eso, las universidades chilenas han modificado rápidamente sus planes de estudio, dando respuesta a esta demanda creciente.

El pasado 12 de mayo, 23 universidades del país dieron a conocer su oferta de postgrado y formación continua a estudiantes latinoamericanos, con más de 2.000 cursos, diplomados, magísteres y doctorados online, híbridos y presenciales. Los estudiantes peruanos fueron los más concurrentes, con más de un tercio de la participación. Seguidos por Bolivia y Ecuador, hubo un amplio interés de estudiantes de Centro y Sudamérica.

Chile cuenta con especialidades territoriales, producto de su geografía rica y diversa, que sólo es posible encontrar en el país, en áreas como: glaciología, medio ambiente, energías renovables, astronomía, minería. Además de áreas como negocios, TIC y salud, en las que Chile destaca a nivel regional. De hecho, la mayoría de los estudiantes asistentes a la expo, prefirieron áreas vinculadas a la Biología, Ecología y Evolución, Agricultura, Geología y Ciencias de la Tierra, Astrofísica y Salud. Las áreas de ingeniería, economía y tecnología de la información, como es usual, fueron de interés.

La Feria Estudiar en Chile tendrá una nueva versión el segundo semestre de este año. La información se publicará en las redes sociales de Learn Chile, que puedes seguir para más novedades.

América Latina virtual

Learn Chile, integrada por 24 universidades e institutos de educación técnico profesional del país, organizó por segunda vez este evento virtual, con apoyo del Estado a través de ProChile y sus oficinas regionales. Desde 2013, ha realizado ferias educativas en Colombia, Ecuador, Perú y Panamá, dando a conocer la oferta académica de sus instituciones miembro y las ventajas de estudiar en Chile.

De los 32 mil estudiantes extranjeros que Chile recibe anualmente, el 90% proviene de países latinoamericanos. De allí que los vínculos con redes de internacionalización e instituciones de la región han ido creciendo y generando alianzas estratégicas para fortalecer la promoción de la oferta académica de la región, como es el caso de INILAT.

Paralelamente, Learn Chile está trabajando desde hace más de un año en el fortalecimiento de las capacidades COIL (Collaborative Online International Learning o intercambio virtual), que busca conectar a estudiantes y profesores de diferentes culturas para aprender y trabajar en un proyecto colaborativo en línea y que involucrará a más de 2.000 estudiantes de las instituciones socias de nuestra red y a un número similar de estudiantes internacionales.

Estos esfuerzos se suman a resultados que colocan a 20 de las universidades chilenas entre las 100 mejores de la región (ranking THE) y más de 5.000 programas de postgrado y formación continua a lo largo de todo el país que, gracias al liderazgo de Chile en conectividad en la región, es posible abrir a estudiantes latinoamericanos interesados en estudiar en línea o de manera semipresencial.

Universidades participantes

  • Pontificia Universidad Católica de Valparaíso
  • Universidad Austral de Chile
  • Universidad Autónoma de Chile
  • Universidad Bernardo O’Higgins
  • Universidad Católica de la Santísima Concepción
  • Universidad Católica del Maule
  • Universidad Central de Chile
  • Universidad de Chile
  • Universidad de La Frontera
  • Universidad de La Serena
  • Universidad de los Andes
  • Universidad de Magallanes
  • Universidad de Santiago de Chile
  • Universidad de Valparaíso
  • Universidad del Bío-Bío
  • Universidad del Desarrollo
  • Universidad Mayor
  • Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación
  • Universidad San Sebastián
  • Universidad Santo Tomás
  • Universidad Técnica Federico Santa María
  • Universidad Tecnológica Metropolitana
  • Universidad Viña del Mar

La virtualización de la docencia en las universidades sudamericanas: el caso chileno

La transformación de la docencia virtual en una experiencia global que puso de manifiesto varias dimensiones educativas –que ya venían experimentándose desde hace décadas –, pero que, bajo esta situación de excepción por la pandemia,  involucró a todas las universidades tradicionales. El caso es que esta emergencia sanitaria aceleró un proceso de transición de universidades que tradicionalmente funcionaban bajo modalidad presencial y les obligó a saltar hacia el siglo XXI, abriéndose rápidamente hacia la docencia no presencial.

A nivel mundial y latinoamericano ya se observaba que el avance en las tecnologías de la comunicación y la información (TICs) les había ofrecido la oportunidad a las universidades de incrementar sus estudiantes online. Ello representaba uno de los factores críticos de la educación superior en este siglo XXI, según expertos internacionales. Pero nadie en los países sudamericanos estaba preparado para que una emergencia de este tipo impusiera y adelantara semejante proceso.

La experiencia de las universidades chilenas tradicionales durante el año 2020 y el que se inicia, es compartida en todo el continente sudamericano según información disponible.

Docencia virtual en las Universidades y el Postgrado

La docencia virtual en las universidades se aplicó a todos los niveles y modalidades educativas. En cuanto al postgrado, su oferta no presencial en Chile desde 2010 se había venido incrementando, pasando de 18 programas en 2011 a 107 en 2020. Sin embargo, esa oferta no representaba, en enero de 2020, sino el 5,1% de la oferta total de programas de postgrados universitarios en el país.

La pandemia cambió radicalmente este panorama y, en 2020 y 2021, las universidades están ejerciendo la docencia a distancia tanto en pregrado como en postgrado.

Todo ello ha significado una adaptación de proporciones para la cual no todas las instituciones ni las personas estaban preparadas. Este proceso adaptativo ha sido múltiple y en distintas dimensiones: a las tecnologías virtuales; a las nuevas metodologías y didácticas, en fin, a las nuevas condiciones de vida, estudio y trabajo remoto en situación de confinamiento y cuarentena.

El paso acelerado hacia la virtualización de la docencia en pregrado y postgrado significó una nueva arista en la cual se evidenciaron las enormes desigualdades en el acceso a la educación. Estudiantes vulnerables sin acceso a Internet o sin computador fueron entonces visibles. Y las universidades tomaron un conjunto de medidas para superar esas brechas: las becas de conectividad se multiplicaron por miles. Pero, la desigualdad se evidenció también por la diferencial de alfabetismo científico y la brecha digital previa.

Docencia de Postgrado a distancia

Las universidades chilenas tomaron medidas para implementar las clases de manera virtual lo cual implicó nuevas relaciones y procesos. La docencia virtual supone nuevas condiciones de la relación profesor/estudiante; nuevas condiciones de la gestión docente y curricular, así como nuevas condiciones de la gestión institucional. Y en el proceso mismo de enseñanza-aprendizaje surgen, como un gran desafío, analizado por los expertos: los sistemas de evaluación no presencial.

La educación virtual se generalizó incluyendo a las universidades tradicionales y de excelencia. En el caso de la Universidad de Santiago de Chile, ésta fue acreditada por 7 años, (nivel máximo en Chile) incluso en el contexto de este panorama de la virtualización. El fortalecimiento del Postgrado, en este caso, significó la creación de una Vicerrectoría de Postgrado, que está jugando un rol relevante en la virtualización de la oferta formativa.

Acelerando una transición hacia el futuro

Las medidas extraordinarias que han debido tomar las universidades por causa de la pandemia parece que han llegado para quedarse. Aún cuando no veremos a las universidades tradicionales transformarse en universidades a distancia, se acentuará la tendencia global de poner a disposición del público cursos, programas y recursos online. Con toda probabilidad, las universidades tradicionales chilenas y sudamericanas incorporarán de manera masiva tecnologías digitales, y el e-learning y el b-learning serán empleados sistemáticamente para impartir docencia.

Las carreras de pregrado que se impartan de manera no presencial dependerán de las propias capacidades institucionales, pero lo cierto es que a nivel de magíster esta modalidad se verá incrementada. En cuanto al b-learning se espera que esta modalidad se generalice especialmente en el nivel de magísteres y doctorados.

En este sentido, veremos innovaciones dentro de las orgánicas institucionales, así como el reforzamiento de las unidades dedicadas a la mejora sostenida de la calidad en el contexto virtual.

De esta forma la pandemia habrá impulsado, de manera inesperada, una aceleración en la transformación de las universidades tradicionales tanto de su orgánica como de su vuelco hacia mediaciones tecnológicas y de Inteligencia Artificial que, si bien se veía venir durante este siglo XXI, era esperada para más adelante.

El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de Learn Chile.

Asiste a la II Feria Virtual Estudiar en Chile, postgrado y formación continua

→ Inscríbete aquí


Este 12 de mayo, de 4 pm a 9 pm (hora Chile) Learn Chile realizará su II Feria Virtual Estudiar en Chile: postgrado y formación continua. Si buscas perfeccionar tus estudios a través de un curso, diplomado, magíster o doctorado, esta es la oportunidad de conocer la oferta académica que las 23 universidades de Learn Chile expondrán a través de sus stands en línea. Asiste y podrás acceder a información sobre descuentos y becas otorgadas tanto por el Estado chileno como por las mismas instituciones.

En esta segunda versión de nuestra feria de postgrado encontrarás cientos de programas online, híbridos y presenciales, para que puedas comenzar a estudiar este año o planificar para el siguiente. Debido a su ubicación geográfica y características climáticas, Chile cuenta con especialidades territoriales que sólo podrás encontrar en el país, en áreas como: glaciología, medio ambiente, energías renovables, astronomía, minería. Además de áreas como negocios, TIC y salud, en las que Chile destaca en la región.

Te recomendamos conocer las universidades participantes para que puedas llegar con preguntas concretas para sus representantes y aprovechar mejor tu visita a la expo. Así lo hicieron muchos de los 2 mil estudiantes latinoamericanos que visitaron la I Feria Virtual Estudiar en Chile, en noviembre de 2020.

¿Por qué estudiar en Chile?  

Más de un 90% de los 32 mil estudiantes extranjeros que Chile recibe anualmente, son latinoamericanos, entre los que se predominan en número los provenientes de Colombia, Perú y Ecuador. A su vez, el país ofrece más de 5.000 programas de postgrado y educación continua, siendo líder en la región en innovación, conectividad y competitividad. Y ubica a 20 de sus universidades entre las 100 mejores de América Latina (ranking THE).

Cuenta con programas de financiamiento para que ciudadanos de América Latina y el Caribe, realicen en nuestro país formación de postgrado o cursos de capacitación de alto nivel. También recibe estudiantes en el marco de la Plataforma de Movilidad Estudiantil y Académica de la Alianza del Pacífico.

Frente al escenario de pandemia, las universidades de Learn Chile modificaron rápidamente sus planes de estudio adaptándolos a la modalidad virtual e híbrida, con el fin de democratizar el acceso a la formación a pesar de las restricciones de movilidad presencial.

Universidades participantes: Conócelas AQUÍ

  • Pontificia Universidad Católica de Valparaíso
  • Universidad Austral de Chile
  • Universidad Autónoma de Chile
  • Universidad Bernardo O’Higgins
  • Universidad Católica de la Santísima Concepción
  • Universidad Católica del Maule
  • Universidad Central de Chile
  • Universidad de Chile
  • Universidad de La Frontera
  • Universidad de La Serena
  • Universidad de los Andes
  • Universidad de Magallanes
  • Universidad de Santiago de Chile
  • Universidad de Valparaíso
  • Universidad del Bío-Bío
  • Universidad del Desarrollo
  • Universidad Mayor
  • Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación
  • Universidad San Sebastián
  • Universidad Santo Tomás
  • Universidad Técnica Federico Santa María
  • Universidad Tecnológica Metropolitana
  • Universidad Viña del Mar

Inscríbete aquí

Pandemia y pospandemia: amenazas, esperanzas y adaptación

Comenzando este nuevo año académico, el panorama al que nos enfrentamos resulta complejo. En un contexto de crisis social, ambiental y sanitaria, amenaza y esperanza conviven con diversas intensidades y configuran una paradoja que nos permite también observar, no sólo el momento inmediato, sino también lo que ha sido y lo que podemos esperar que suceda en el futuro, si aprendemos nuestras lecciones de lo vivido durante este último año.

Podemos decir que 2020 estuvo marcado y conducido, en sus connotaciones más urgentes, por la palabra adaptación. Aunque en una primera mirada costara dimensionar el impacto de lo que venía, muy pronto comenzamos a vivir los efectos de la pandemia en todos los niveles de nuestro quehacer. Mientras asumíamos la migración de clases presenciales al uso de tecnologías y al desarrollo de plataformas, herramientas, capacitación y metodologías para dar continuidad a las clases en modalidad virtual, las desigualdades tan propias de nuestras sociedades volvían a manifestarse, crudamente, en las diferentes esferas del proceso.

Sin embargo, estudiantes, académicos, investigadores, profesionales y funcionarios, pudimos llevar adelante un año que, no exento de serios problemas, nos permitió entender que en momentos fundamentales como éstos, solo la colaboración y la perseverancia en la búsqueda del bien común, pueden conducir a enfrentar las circunstancias.

En ese contexto, pronto entendimos también no sólo la relevancia de dar continuidad a nuestras labores habituales sino, además, de conducir nuestras acciones en un compromiso ampliado y urgente con nuestras comunidades. Así, medios y redes de nuestra universidad se abocaron a informar y a generar actividades y contenidos de apoyo que fomentaran la salud física, el pensamiento y la cultura. Y, entre varias otras iniciativas, hubo una que resultó fundamental: nuestro Centro Asistencial Docente e Investigación (CADI-UMAG) que, a meses de ser inaugurado, se transformó en uno de los seis primeros laboratorios del país dedicados a analizar muestras de PCR, e investigar en torno a la propagación del Covid-19 en Magallanes, lo que contribuyó, significativamente, al manejo de la pandemia en la Región.

Ésas y otras experiencias nos permiten mirar con esperanza en este 2021 y actuar en consecuencia. Aunque continuaremos las clases en modalidad virtual durante el primer semestre, combinándolas con prácticas e internados resguardados, iremos evaluando el retorno a la presencialidad cuando las condiciones sanitarias lo permitan, teniendo en cuenta la salud y la seguridad de quienes integran la comunidad universitaria.

Lo que nos queda como gran lección es seguir observando el camino del bienestar colectivo y la colaboración a partir de lo hecho. Allí radica la esperanza y, en no observarlo, la amenaza. Y esto tiene una arista concreta: el gran logro del desarrollo de la virtualidad -que permitió enfrentar la actual crisis- debe seguir siendo abordado como un instrumento que ayude a enfrentar las desigualdades y las vinculaciones con los territorios. En tanto esta valiosa herramienta se utilice para el robustecimiento de las universidades en sus localidades y permita extender las posibilidades del trabajo colaborativo y el enriquecimiento mutuo con instituciones de otras latitudes, lo local y lo global entrarán en un diálogo que sólo puede resultar productivo y enriquecedor.

Cualquier otra mirada, cualquier desvío hacia el camino de la competencia y la desconexión con las comunidades, nos conducirá a una amenaza cuyas consecuencias serán amargas. Nuestra acción, junto con la de muchos otros actores, demostró que la ciencia hecha en el territorio resulta fundamental para enfrentar con esperanza los problemas y las amenazas de las crisis ecológicas, económicas y sociales del futuro.

El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de Learn Chile.

Innovación en salud: la investigación al servicio de las personas en Chile

¿Sabías que en América Latina más del 70% del registro clínico se guarda en papel? Aunque hoy el contexto de pandemia obligue a que sea un recurso más habitual, la telesalud y la telemedicina, se vienen explorando en Chile desde hace algunos años. El objetivo es facilitar y acelerar los procesos de innovación del sistema de salud público y privado del país, dirigidos a mejorar el acceso a la salud de calidad de las personas y la eficiencia del sistema. Se busca que la telesalud se convierta en una práctica normal, dentro de un marco de calidad y seguridad aceptable.

Las innovaciones en salud en Chile están generando cambios no sólo en la atención de los pacientes sino también en el campo de la investigación. Es el caso de la medicina traslacional, un tipo de investigación que se basa en los descubrimientos científicos del campo de la genética, inmunología e ingeniería, para tratamientos o diagnósticos de las enfermedades humanas y con el fin de mejorar la vida de las personas. Esta especialidad ya se está dictando en el país.

Esta rama científica es relativamente incipiente en Chile, sin embargo, los estudios genéticos son de más larga trayectoria y han contribuido no sólo a descubrir los orígenes de la población chilena sino también a hacer foco en enfermedades como el cáncer o, actualmente, el genoma del COVID-19.

¡Cuánto queda por descubrir acerca de las enfermedades que nos afectan!

¿Dónde estudio estas especialidades?

5 universidades donde estudiar los ecosistemas del sur de Chile

Silenciosos, pero nunca desapercibidos, los bosques van pintando de verde el sur de Chile. Los bosques templados están alejados de los trópicos, llamativos por la biodiversidad de la selva. Sin embargo, ¿sabías que estas superficies boscosas junto a los bosques secos subtropicales de la región reúnen tanta diversidad biológica como las selvas tropicales húmedas? Chile posee un décimo de los bosques templados de todo el mundo y el estudio de sus especies, así como el comportamiento de todo el ecosistema, es parte de las especialidades que brindan las universidades del país.

Este tipo de vegetación, en el hemisferio sur, solamente se da en zonas de Chile y Argentina, Nueva Zelanda y Australia. Los bosques templados húmedos del sur de Chile cuentan una historia evolutiva única y distinta, que se refleja en la diversidad genética que acogen especies propias como las agrupadas en el género de los coihues. Esta diversidad genética, que hace únicos a estos bosques, está asociada a los gradientes topográficos pronunciados del centro-sur del país.

Los bosques nativos representan un 82% de los recursos forestales de Chile y son clave para contrarrestar los efectos del cambio climático, ya que constituyen la mayor fuente de captura de CO2 y protegen la ribera de los ríos y fuentes de agua, evitando la sequedad de los terrenos.

El manejo de los bosques a través de la silvicultura ecológica se basa en una serie de principios: mantener ecosistemas y su diversidad de estructuras, usar modelos de desarrollo natural de bosques, valorar la complejidad y heterogeneidad de los ecosistemas y enfatizar la diversidad y resiliencia, para reducir riesgos disruptivos.

Apasionante, ¿no?

Descubre dónde puedes estudiarlos

La oferta académica es amplia. Investiga cuál es mejor para ti.

Descubre 5 instituciones para estudiar el Patrimonio en Chile

¿Has visitado Valparaíso? Si estuviste en la ciudad puerto habrás recorrido sus calles empinadas, visitado sus miradores y sus museos, disfrutado de su arte plasmado en las murallas, de sus antiguos bares y su puerto. Quién podría olvidar Valparaíso después de conocerlo. Es una ciudad con sello propio, con tanta identidad que logró ser reconocida por la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) como patrimonio de la humanidad en 2003.

Valparaíso se convirtió en el tercer sitio chileno protegido por este organismo internacional, tras el parque nacional Rapa Nui (1995) y 16 iglesias de la isla Chiloé (2000), ubicada al sur de Chile. ​ Su riqueza arquitectónica, que en su mayoría data de fines de XIX, se complementa con la particularidad de las casas multicolores construidas en gran parte por los habitantes de los cerros, creando un escenario único que se puede disfrutar incluso mar adentro. La lista de lugares declarados patrimonios de la humanidad en Chile la completan la Ciudad minera de Sewell, el tramo chileno del Qhapaq Ñan (principal camino del Imperio Inca) y las oficinas salitreras de Humberstone y Santa Laura.

El patrimonio cultural de Chile es vasto y está formado por su patrimonio inmaterial, es decir, sus distintas manifestaciones culturales (arte, artesanía, bailes, costumbres, festividades, gastronomía, juegos, música y tradiciones) y también por su patrimonio material, constituido por edificios, objetos y sitios de carácter arqueológico, arquitectónico, artesanal, artístico, etnográfico, folclórico, histórico, religioso o tecnológico.

Cuán complejo puede ser identificar y estudiar el dinamismo de los patrimonios en las ciudades, teniendo en cuenta que se conforma de procesos sociales y culturales, de valores, funciones y significados. Por lo tanto, no constituye algo dado de una vez y para siempre, sino que es el producto de un proceso social permanente.

Sin duda, el mundo que se abre es apasionante.

¿Dónde especializarme?

Algunas de las universidades que forman parte de la red Learn Chile ofrecen la especialidad en Patrimonio a lo largo del país (consultar por opciones de cursado en línea o modalidades mixtas).

5 razones para estudiar en Chile, a la vanguardia del intercambio virtual universitario

Hoy se celebra en el mundo el Día Internacional de la Educación, uno de los rubros que más ha tenido que reinventarse producto de la pandemia. Las casas de estudio chilenas no se han quedado atrás, las alternativas online para dar continuidad o inicio a los estudios son amplias, sobre todo para los extranjeros que escogieron nuestro país para realizar algún pre o postgrado, los que 2019 fueron más de 32.000.

Hoy te entregamos 5 razones por las cuales Chile es un excelente lugar para estudiar tanto pregrados como postgrados o realizar proyectos colaborativos, ya sea de manera virtual o presencial.

1. A la vanguardia en intercambios universitario online

Si de innovación en la educación se trata, en Chile estamos siendo pioneros dentro de Latinoamérica en intercambios universitarios en línea.  

Desde finales del 2020 cerca de 24 casas de estudios nacionales pertenecientes a la red Learn Chile han comenzado a implementar la metodología COIL (Collaborative Online International Learning o intercambio virtual).  Este proyecto deja a Chile a la vanguardia a nivel regional en materia de aprendizaje internacional, en línea y colaborativo.

La metodología COIL se trata de un enfoque que conecta a estudiantes y profesores de diferentes culturas para aprender y trabajar en variados proyectos colaborativos en línea, los que son generalmente de corta duración. En Chile, estos proyectos se están gestando en red, principalmente con universidades de Norte y Sudamérica e involucrará a más de 1.400 estudiantes de las instituciones socias de la red y un número similar de estudiantes internacionales.

2. Territorio como laboratorio natural 

La diversidad natural de Chile, ofrece especialidades territoriales entre las que destacan áreas como la minería, el medio ambiente y la astronomía. Por lo que si tu interés va por estudiar alguna carrera o postgrado relacionado a estos ámbitos, en Chile puedes aprender in situ en el mejor laboratorio natural y utilizando tecnologías y métodos innovadores de carácter mundial. ¿Te imaginas aprendiendo en la Antártica o en los poderosos observatorios astronómicos del norte del país?

3.  Universidades reconocidas a nivel global 

Tenemos universidades que destacan en los más importantes rankings de educación. 20 de ellas están entre las 100 mejores de América Latina del reconocido ranking THE (Times Higher Education).

4.  Convenios con instituciones de todo el mundo

Chile cuenta con convenios bilaterales para estudios de pre y postgrado con países de la región que facilitan tanto el acceso a becas como la tramitación de visas de estudiantes. Además, las universidades del país han firmado numerosos convenios con instituciones de todo el mundo.

5. Gran variedad de programas educacionales 

En las diferentes instituciones contamos con más de 5.000 programas de postgrado y educación continua que puedes elegir. Muchas de ellas se realizarán de forma remota y, cuando el coronavirus lo permita, se retomarán las clases presenciales para quienes así lo prefieran. Una buena parte de esta oferta académica podrás conocerla en la II Feria Virtual Estudiar en Chile, que se realizará en mayo de este año. ¡Activa la alerta #EstudiarEnChile y sigue las redes sociales de Learn Chile para recibir notificaciones!

Fuente: Imagen de Chile

Internacionalización en casa, una oportunidad de largo plazo en tiempos de pandemia

En el escenario globalizado y competitivo que estamos viviendo, las IES se enfrentan al gran desafío de incorporar en su modelo educativo las competencias que definen a un profesional global, a saber: pensamiento crítico, perfil innovador y adaptativo, flexible a las nuevas tecnologías, capaz de desenvolverse en un equipo multicultural y de comunicarse eficazmente en más de un idioma.

La manera tradicional de adquirir o contribuir a la adquisición de tal perfil global ha sido -al menos en Latinoamérica- la realización de estancias en el extranjero. Sin embargo, la pandemia de COVID-19 ha impuesto restricciones al corto y mediano plazo a este tipo de actividades. Más aún, incluso sin las limitaciones impuestas por pandemia, es un porcentaje muy reducido de los estudiantes chilenos los que normalmente pueden acceder a “movilidad tradicional” debido a las barreras idiomáticas, económicas y curriculares.

De este modo, se hace evidente la conveniencia de proveer oportunidades de aprendizaje global en nuestros campus para todos los estudiantes, no solo para aquellos que pueden realizar movilidad tradicional. En otras palabras, la internacionalización en casa se revela como una herramienta de largo plazo para incorporar intencionadamente la dimensión internacional e intercultural en el proceso de enseñanza – aprendizaje.

Coincidentemente, durante el último año y debido a la emergencia sanitaria que afecta a gran parte del mundo, hemos observado en nuestro país una rápida adopción de herramientas de e-learning y uso de plataformas de enseñanza online, lo que – además de representar una solución a la emergencia- ha venido a constituir una oportunidad en términos de aumentar el alcance de las IES (es decir, llegar a más estudiantes) y de proveer una vía de comunicación instantánea y eficaz, que permite el establecimiento de redes entre instituciones y países, la colaboración interinstitucional e intercultural y la creación de programas educativos que benefician a varias naciones.

Mediante el uso de tecnologías y su incorporación en la docencia formal e informal se puede generar un vector de internacionalización curricular dinámico, a bajo costo y con alto impacto en nuestros campus. Nuestros estudiantes pueden aprender sobre la disciplina que están estudiando desde otra perspectiva, pueden adquirir habilidades de alfabetización digital, estarán mejor preparados para trabajar en equipos multiculturales y mejorarán sus habilidades comunicativas cuando trabajen con hablantes no nativos de español.

En suma, a pesar de todos los retos impuestos por las condiciones sanitarias actuales, el uso de la tecnología con fines docentes permite avizorar una oportunidad en términos de acercar oportunidades de experiencias internacionales a la vasta mayoría de nuestros estudiantes y asegurar de este modo la adquisición de un perfil profesional acorde con las necesidades de un mercado laboral globalizado.

El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de Learn Chile.

Chile a la vanguardia del intercambio virtual universitario en la Región

¿Cómo la tecnología puede ser el aliado ideal para internacionalizar y democratizar los planes de estudio? La metodología COIL (Collaborative Online International Learning o intercambio virtual) ha sido la gran apuesta de la red Learn Chile en este sentido. Durante 2020, sus 24 instituciones de educación superior (IES) iniciaron un programa de fortalecimiento de capacidades para aplicar esta metodología de enseñanza a partir de 2021. Se trata de un proyecto que deja a Chile a la vanguardia a nivel regional en materia de aprendizaje internacional, en línea y colaborativo.

La metodología COIL se trata de un enfoque que conecta a estudiantes y profesores de diferentes culturas para aprender y trabajar en un proyecto colaborativo en línea. En Chile, estos proyectos se están gestando en red, principalmente con universidades de Norte y Sudamérica.

De fondo, se busca enriquecer la experiencia de aprendizaje y los mismos proyectos en sí, a partir de las distintas miradas, enfoques culturales, experiencias, legislaciones de los países involucrados, entre otras perspectivas. El proyecto involucrará a más de 1.400 estudiantes de las instituciones socias de la red y un número similar de estudiantes internacionales.

Democratizar la internacionalización

Muchos de estos estudiantes no pueden asumir los costos de una movilidad presencial, por lo que esta experiencia de internacionalización en casa resulta, al menos, democratizadora. “Incluso sin pandemia, sólo un porcentaje menor de los estudiantes puede acceder a movilidad tradicional debido a las barreras idiomáticas, económicas y curriculares”, comentó Karol Trautmann, directora de Relaciones Internacionales de la Universidad Técnica Federico Santa María.

En el actual escenario globalizado y competitivo, las universidades se enfrentan al gran desafío de incorporar en su modelo educativo las competencias transversales que definen a un profesional global: altamente calificado en competencias técnicas, con perfil emprendedor e innovador, capaz de trabajar y dirigir un equipo multicultural, empático, bilingüe, capaz de resolver problemas. La manera tradicional de adquirir este perfil global ha sido la movilidad, sin embargo, la pandemia de Covid-19 impone restricciones.

Levantamiento de capacidades

Este año, Lean Chile estableció una alianza estratégica con la Florida International University (FIU), la cual ha sido la responsable de instalar capacidades institucionales para la planificación y ejecución de programas COIL en las 24 IES de la marca.

Entre septiembre de este año y abril de 2021 se realizará la etapa de levantamiento de capacitaciones en COIL al interior de Learn Chile. Hasta el momento, 120 directivos superiores han sido introducidos a la metodología. Mientras que 70 académicos y profesionales de las instituciones miembro fueron formados, junto a sus pares internacionales (principalmente de Latinoamérica, pero también de Estados Unidos y Canadá). Finalizando el proyecto, se espera llegar a 140 capacitaciones.

Las docentes que encabezan el proyecto de levantamiento de capacidades son Stephanie Doscher, directora de la Oficina de Iniciativas Globales de Aprendizaje de Florida International University, y Eva Haug, coordinadora de Internacionalización de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Ámsterdam.

“Nos sentimos honrados de trabajar con ustedes en este importante proyecto. Ustedes son líderes en vuestras instituciones. Sus instituciones lideran a sus países, sus países lideran a su región y su región lidera el mundo a través de COIL”, saludó Stephanie Doscher a los participantes, haciendo referencia a la labor relevante que cumplen los docentes en la formación de conocimiento desde la interculturalidad.

Los proyectos

COIL es una metodología aplicable a cualquier disciplina. En el caso de Learn Chile, los primeros proyectos diseñados para ser implementados en las universidades el 2021 abarcan áreas tan diversas como vinicultura, arquitectura, kinesiología, informática, agronomía, obras marítimas, entre otros.

En el caso de la Universidad de los Andes, el proyecto COIL buscará que los estudiantes analicen e identifiquen los problemas que presenta la región en la promoción, prevención, tratamiento y rehabilitación de las personas en situación de discapacidad y sus familias. Este proyecto está siendo gestado junto a la Universidad Peruana Cayetano Heredia.

Otro ejemplo de intercambio virtual es el de la Escuela de Ingeniería Civil Oceánica de la Universidad de Valparaíso, que trabajará junto a la Universidad de Colima (México) en identificar las normativas de construcción de obras marítimas de cada país, así como las problemáticas asociadas a estas normativas, por ejemplo, el impacto ambiental y social de las obras en su contexto.

“Este programa es parte de la estrategia de Learn Chile para mantener a nuestro país entre las preferencias de estudiantes internacionales y, al mismo tiempo, para dinamizar las relaciones de cooperación con universidades extranjeras. Los impactos se verán reflejados en nuevos acuerdos de colaboración y en numerosos programas que se desarrollarán utilizando la metodología COIL. Esto ampliará el alcance de los esfuerzos de internacionalización de las instituciones de educación superior chilenas y permitirá proyectar, sobre una base sólida, el retorno a las movilidades presenciales, combinándolas con modalidades en línea. Estas capacidades estarán disponibles para implementar programas híbridos, que serán parte de las acciones de internacionalización que se empiezan a desarrollar en todo el mundo”, concluyó el director de Learn Chile, Marcos Avilez.