Posts con la etiqueta ‘Estudiar on line’

Innovación en salud: la investigación al servicio de las personas en Chile

¿Sabías que en América Latina más del 70% del registro clínico se guarda en papel? Aunque hoy el contexto de pandemia obligue a que sea un recurso más habitual, la telesalud y la telemedicina, se vienen explorando en Chile desde hace algunos años. El objetivo es facilitar y acelerar los procesos de innovación del sistema de salud público y privado del país, dirigidos a mejorar el acceso a la salud de calidad de las personas y la eficiencia del sistema. Se busca que la telesalud se convierta en una práctica normal, dentro de un marco de calidad y seguridad aceptable.

Las innovaciones en salud en Chile están generando cambios no sólo en la atención de los pacientes sino también en el campo de la investigación. Es el caso de la medicina traslacional, un tipo de investigación que se basa en los descubrimientos científicos del campo de la genética, inmunología e ingeniería, para tratamientos o diagnósticos de las enfermedades humanas y con el fin de mejorar la vida de las personas. Esta especialidad ya se está dictando en el país.

Esta rama científica es relativamente incipiente en Chile, sin embargo, los estudios genéticos son de más larga trayectoria y han contribuido no sólo a descubrir los orígenes de la población chilena sino también a hacer foco en enfermedades como el cáncer o, actualmente, el genoma del COVID-19.

¡Cuánto queda por descubrir acerca de las enfermedades que nos afectan!

¿Dónde estudio estas especialidades?

5 universidades donde estudiar los ecosistemas del sur de Chile

Silenciosos, pero nunca desapercibidos, los bosques van pintando de verde el sur de Chile. Los bosques templados están alejados de los trópicos, llamativos por la biodiversidad de la selva. Sin embargo, ¿sabías que estas superficies boscosas junto a los bosques secos subtropicales de la región reúnen tanta diversidad biológica como las selvas tropicales húmedas? Chile posee un décimo de los bosques templados de todo el mundo y el estudio de sus especies, así como el comportamiento de todo el ecosistema, es parte de las especialidades que brindan las universidades del país.

Este tipo de vegetación, en el hemisferio sur, solamente se da en zonas de Chile y Argentina, Nueva Zelanda y Australia. Los bosques templados húmedos del sur de Chile cuentan una historia evolutiva única y distinta, que se refleja en la diversidad genética que acogen especies propias como las agrupadas en el género de los coihues. Esta diversidad genética, que hace únicos a estos bosques, está asociada a los gradientes topográficos pronunciados del centro-sur del país.

Los bosques nativos representan un 82% de los recursos forestales de Chile y son clave para contrarrestar los efectos del cambio climático, ya que constituyen la mayor fuente de captura de CO2 y protegen la ribera de los ríos y fuentes de agua, evitando la sequedad de los terrenos.

El manejo de los bosques a través de la silvicultura ecológica se basa en una serie de principios: mantener ecosistemas y su diversidad de estructuras, usar modelos de desarrollo natural de bosques, valorar la complejidad y heterogeneidad de los ecosistemas y enfatizar la diversidad y resiliencia, para reducir riesgos disruptivos.

Apasionante, ¿no?

Descubre dónde puedes estudiarlos

La oferta académica es amplia. Investiga cuál es mejor para ti.

Descubre 5 instituciones para estudiar el Patrimonio en Chile

¿Has visitado Valparaíso? Si estuviste en la ciudad puerto habrás recorrido sus calles empinadas, visitado sus miradores y sus museos, disfrutado de su arte plasmado en las murallas, de sus antiguos bares y su puerto. Quién podría olvidar Valparaíso después de conocerlo. Es una ciudad con sello propio, con tanta identidad que logró ser reconocida por la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) como patrimonio de la humanidad en 2003.

Valparaíso se convirtió en el tercer sitio chileno protegido por este organismo internacional, tras el parque nacional Rapa Nui (1995) y 16 iglesias de la isla Chiloé (2000), ubicada al sur de Chile. ​ Su riqueza arquitectónica, que en su mayoría data de fines de XIX, se complementa con la particularidad de las casas multicolores construidas en gran parte por los habitantes de los cerros, creando un escenario único que se puede disfrutar incluso mar adentro. La lista de lugares declarados patrimonios de la humanidad en Chile la completan la Ciudad minera de Sewell, el tramo chileno del Qhapaq Ñan (principal camino del Imperio Inca) y las oficinas salitreras de Humberstone y Santa Laura.

El patrimonio cultural de Chile es vasto y está formado por su patrimonio inmaterial, es decir, sus distintas manifestaciones culturales (arte, artesanía, bailes, costumbres, festividades, gastronomía, juegos, música y tradiciones) y también por su patrimonio material, constituido por edificios, objetos y sitios de carácter arqueológico, arquitectónico, artesanal, artístico, etnográfico, folclórico, histórico, religioso o tecnológico.

Cuán complejo puede ser identificar y estudiar el dinamismo de los patrimonios en las ciudades, teniendo en cuenta que se conforma de procesos sociales y culturales, de valores, funciones y significados. Por lo tanto, no constituye algo dado de una vez y para siempre, sino que es el producto de un proceso social permanente.

Sin duda, el mundo que se abre es apasionante.

¿Dónde especializarme?

Algunas de las universidades que forman parte de la red Learn Chile ofrecen la especialidad en Patrimonio a lo largo del país (consultar por opciones de cursado en línea o modalidades mixtas).

5 razones para estudiar en Chile, a la vanguardia del intercambio virtual universitario

Hoy se celebra en el mundo el Día Internacional de la Educación, uno de los rubros que más ha tenido que reinventarse producto de la pandemia. Las casas de estudio chilenas no se han quedado atrás, las alternativas online para dar continuidad o inicio a los estudios son amplias, sobre todo para los extranjeros que escogieron nuestro país para realizar algún pre o postgrado, los que 2019 fueron más de 32.000.

Hoy te entregamos 5 razones por las cuales Chile es un excelente lugar para estudiar tanto pregrados como postgrados o realizar proyectos colaborativos, ya sea de manera virtual o presencial.

1. A la vanguardia en intercambios universitario online

Si de innovación en la educación se trata, en Chile estamos siendo pioneros dentro de Latinoamérica en intercambios universitarios en línea.  

Desde finales del 2020 cerca de 24 casas de estudios nacionales pertenecientes a la red Learn Chile han comenzado a implementar la metodología COIL (Collaborative Online International Learning o intercambio virtual).  Este proyecto deja a Chile a la vanguardia a nivel regional en materia de aprendizaje internacional, en línea y colaborativo.

La metodología COIL se trata de un enfoque que conecta a estudiantes y profesores de diferentes culturas para aprender y trabajar en variados proyectos colaborativos en línea, los que son generalmente de corta duración. En Chile, estos proyectos se están gestando en red, principalmente con universidades de Norte y Sudamérica e involucrará a más de 1.400 estudiantes de las instituciones socias de la red y un número similar de estudiantes internacionales.

2. Territorio como laboratorio natural 

La diversidad natural de Chile, ofrece especialidades territoriales entre las que destacan áreas como la minería, el medio ambiente y la astronomía. Por lo que si tu interés va por estudiar alguna carrera o postgrado relacionado a estos ámbitos, en Chile puedes aprender in situ en el mejor laboratorio natural y utilizando tecnologías y métodos innovadores de carácter mundial. ¿Te imaginas aprendiendo en la Antártica o en los poderosos observatorios astronómicos del norte del país?

3.  Universidades reconocidas a nivel global 

Tenemos universidades que destacan en los más importantes rankings de educación. 20 de ellas están entre las 100 mejores de América Latina del reconocido ranking THE (Times Higher Education).

4.  Convenios con instituciones de todo el mundo

Chile cuenta con convenios bilaterales para estudios de pre y postgrado con países de la región que facilitan tanto el acceso a becas como la tramitación de visas de estudiantes. Además, las universidades del país han firmado numerosos convenios con instituciones de todo el mundo.

5. Gran variedad de programas educacionales 

En las diferentes instituciones contamos con más de 5.000 programas de postgrado y educación continua que puedes elegir. Muchas de ellas se realizarán de forma remota y, cuando el coronavirus lo permita, se retomarán las clases presenciales para quienes así lo prefieran. Una buena parte de esta oferta académica podrás conocerla en la II Feria Virtual Estudiar en Chile, que se realizará en mayo de este año. ¡Activa la alerta #EstudiarEnChile y sigue las redes sociales de Learn Chile para recibir notificaciones!

Fuente: Imagen de Chile

Internacionalización en casa, una oportunidad de largo plazo en tiempos de pandemia

En el escenario globalizado y competitivo que estamos viviendo, las IES se enfrentan al gran desafío de incorporar en su modelo educativo las competencias que definen a un profesional global, a saber: pensamiento crítico, perfil innovador y adaptativo, flexible a las nuevas tecnologías, capaz de desenvolverse en un equipo multicultural y de comunicarse eficazmente en más de un idioma.

La manera tradicional de adquirir o contribuir a la adquisición de tal perfil global ha sido -al menos en Latinoamérica- la realización de estancias en el extranjero. Sin embargo, la pandemia de COVID-19 ha impuesto restricciones al corto y mediano plazo a este tipo de actividades. Más aún, incluso sin las limitaciones impuestas por pandemia, es un porcentaje muy reducido de los estudiantes chilenos los que normalmente pueden acceder a “movilidad tradicional” debido a las barreras idiomáticas, económicas y curriculares.

De este modo, se hace evidente la conveniencia de proveer oportunidades de aprendizaje global en nuestros campus para todos los estudiantes, no solo para aquellos que pueden realizar movilidad tradicional. En otras palabras, la internacionalización en casa se revela como una herramienta de largo plazo para incorporar intencionadamente la dimensión internacional e intercultural en el proceso de enseñanza – aprendizaje.

Coincidentemente, durante el último año y debido a la emergencia sanitaria que afecta a gran parte del mundo, hemos observado en nuestro país una rápida adopción de herramientas de e-learning y uso de plataformas de enseñanza online, lo que – además de representar una solución a la emergencia- ha venido a constituir una oportunidad en términos de aumentar el alcance de las IES (es decir, llegar a más estudiantes) y de proveer una vía de comunicación instantánea y eficaz, que permite el establecimiento de redes entre instituciones y países, la colaboración interinstitucional e intercultural y la creación de programas educativos que benefician a varias naciones.

Mediante el uso de tecnologías y su incorporación en la docencia formal e informal se puede generar un vector de internacionalización curricular dinámico, a bajo costo y con alto impacto en nuestros campus. Nuestros estudiantes pueden aprender sobre la disciplina que están estudiando desde otra perspectiva, pueden adquirir habilidades de alfabetización digital, estarán mejor preparados para trabajar en equipos multiculturales y mejorarán sus habilidades comunicativas cuando trabajen con hablantes no nativos de español.

En suma, a pesar de todos los retos impuestos por las condiciones sanitarias actuales, el uso de la tecnología con fines docentes permite avizorar una oportunidad en términos de acercar oportunidades de experiencias internacionales a la vasta mayoría de nuestros estudiantes y asegurar de este modo la adquisición de un perfil profesional acorde con las necesidades de un mercado laboral globalizado.

El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de Learn Chile.

Chile a la vanguardia del intercambio virtual universitario en la Región

¿Cómo la tecnología puede ser el aliado ideal para internacionalizar y democratizar los planes de estudio? La metodología COIL (Collaborative Online International Learning o intercambio virtual) ha sido la gran apuesta de la red Learn Chile en este sentido. Durante 2020, sus 24 instituciones de educación superior (IES) iniciaron un programa de fortalecimiento de capacidades para aplicar esta metodología de enseñanza a partir de 2021. Se trata de un proyecto que deja a Chile a la vanguardia a nivel regional en materia de aprendizaje internacional, en línea y colaborativo.

La metodología COIL se trata de un enfoque que conecta a estudiantes y profesores de diferentes culturas para aprender y trabajar en un proyecto colaborativo en línea. En Chile, estos proyectos se están gestando en red, principalmente con universidades de Norte y Sudamérica.

De fondo, se busca enriquecer la experiencia de aprendizaje y los mismos proyectos en sí, a partir de las distintas miradas, enfoques culturales, experiencias, legislaciones de los países involucrados, entre otras perspectivas. El proyecto involucrará a más de 1.400 estudiantes de las instituciones socias de la red y un número similar de estudiantes internacionales.

Democratizar la internacionalización

Muchos de estos estudiantes no pueden asumir los costos de una movilidad presencial, por lo que esta experiencia de internacionalización en casa resulta, al menos, democratizadora. “Incluso sin pandemia, sólo un porcentaje menor de los estudiantes puede acceder a movilidad tradicional debido a las barreras idiomáticas, económicas y curriculares”, comentó Karol Trautmann, directora de Relaciones Internacionales de la Universidad Técnica Federico Santa María.

En el actual escenario globalizado y competitivo, las universidades se enfrentan al gran desafío de incorporar en su modelo educativo las competencias transversales que definen a un profesional global: altamente calificado en competencias técnicas, con perfil emprendedor e innovador, capaz de trabajar y dirigir un equipo multicultural, empático, bilingüe, capaz de resolver problemas. La manera tradicional de adquirir este perfil global ha sido la movilidad, sin embargo, la pandemia de Covid-19 impone restricciones.

Levantamiento de capacidades

Este año, Lean Chile estableció una alianza estratégica con la Florida International University (FIU), la cual ha sido la responsable de instalar capacidades institucionales para la planificación y ejecución de programas COIL en las 24 IES de la marca.

Entre septiembre de este año y abril de 2021 se realizará la etapa de levantamiento de capacitaciones en COIL al interior de Learn Chile. Hasta el momento, 120 directivos superiores han sido introducidos a la metodología. Mientras que 70 académicos y profesionales de las instituciones miembro fueron formados, junto a sus pares internacionales (principalmente de Latinoamérica, pero también de Estados Unidos y Canadá). Finalizando el proyecto, se espera llegar a 140 capacitaciones.

Las docentes que encabezan el proyecto de levantamiento de capacidades son Stephanie Doscher, directora de la Oficina de Iniciativas Globales de Aprendizaje de Florida International University, y Eva Haug, coordinadora de Internacionalización de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Ámsterdam.

“Nos sentimos honrados de trabajar con ustedes en este importante proyecto. Ustedes son líderes en vuestras instituciones. Sus instituciones lideran a sus países, sus países lideran a su región y su región lidera el mundo a través de COIL”, saludó Stephanie Doscher a los participantes, haciendo referencia a la labor relevante que cumplen los docentes en la formación de conocimiento desde la interculturalidad.

Los proyectos

COIL es una metodología aplicable a cualquier disciplina. En el caso de Learn Chile, los primeros proyectos diseñados para ser implementados en las universidades el 2021 abarcan áreas tan diversas como vinicultura, arquitectura, kinesiología, informática, agronomía, obras marítimas, entre otros.

En el caso de la Universidad de los Andes, el proyecto COIL buscará que los estudiantes analicen e identifiquen los problemas que presenta la región en la promoción, prevención, tratamiento y rehabilitación de las personas en situación de discapacidad y sus familias. Este proyecto está siendo gestado junto a la Universidad Peruana Cayetano Heredia.

Otro ejemplo de intercambio virtual es el de la Escuela de Ingeniería Civil Oceánica de la Universidad de Valparaíso, que trabajará junto a la Universidad de Colima (México) en identificar las normativas de construcción de obras marítimas de cada país, así como las problemáticas asociadas a estas normativas, por ejemplo, el impacto ambiental y social de las obras en su contexto.

“Este programa es parte de la estrategia de Learn Chile para mantener a nuestro país entre las preferencias de estudiantes internacionales y, al mismo tiempo, para dinamizar las relaciones de cooperación con universidades extranjeras. Los impactos se verán reflejados en nuevos acuerdos de colaboración y en numerosos programas que se desarrollarán utilizando la metodología COIL. Esto ampliará el alcance de los esfuerzos de internacionalización de las instituciones de educación superior chilenas y permitirá proyectar, sobre una base sólida, el retorno a las movilidades presenciales, combinándolas con modalidades en línea. Estas capacidades estarán disponibles para implementar programas híbridos, que serán parte de las acciones de internacionalización que se empiezan a desarrollar en todo el mundo”, concluyó el director de Learn Chile, Marcos Avilez.

El K-Pop y el creciente interés femenino por estudiar el idioma coreano en Chile

Chile cuenta con una variada oferta de instituciones de instrucción de múltiples lenguas, uno de estos establecimientos es el Instituto Rey Sejong Santiago, el cual en nuestro país tiene como sede única a la Universidad Central de Chile. Este instituto, es el único organismo oficial del gobierno de Corea para la educación, cultura y enseñanza del idioma coreano a nivel mundial y su objetivo es expandir el conocimiento sobre la cultura coreana en el extranjero, por medio de sus variados programas, pero también mediante el intercambio de diversas manifestaciones culturales.

A lo largo de estos años, se ha marcado un interés mayoritariamente femenino en la elección de estos cursos. Al respecto, la Directora de Relaciones Internacionales, Karen Molina señaló “desde que inició sus cursos el 2018, el 85% de los participantes han sido mujeres. Esta tendencia se repite en todos los niveles, donde el rango etario predominante es el de los 20 a 29 años.  El interés de este público más joven se condice con la creciente ola coreana del K-Pop que se ha hecho de manifiesto en América Latina durante los últimos años. En dicho contexto hemos visto una fuerte influencia del fenómeno del K-Pop en la atracción para el aprendizaje del idioma coreano en los jóvenes chilenos y, en nuestro caso, liderado de manera importante por la participación femenina en nuestras aulas”.

Pero este fenómeno también se traduce a nivel global. La participación femenina en el desarrollo de nuevas competencias a través de un nuevo idioma ha ido aumentando significativamente. La Universidad de Estrasburgo realizó un estudio de lingüística aplicada llamado Las mujeres en la enseñanza de lenguas modernas: elementos para construir una historia, en donde se afirma que la inclinación por parte del género femenino a aprender una lengua extranjera tiene orígenes históricos, ya que era un elemento fundamental en la educación de las jóvenes burguesas en el Siglo XIX.

Esto ha seguido hasta el día de hoy. En Francia, para el año 2014, el 74,1 % de los estudiantes de idioma eran mujeres. Según Rebecca Rogers, autora del estudio citado anteriormente, “el lenguaje es el campo más feminizado en la educación secundaria pública”.

La importancia de una segunda lengua

En un mundo globalizado resulta muy importante, e incluso necesario, el manejo de una segunda lengua. Hoy en día, las personas están conscientes que aprender un nuevo idioma puede abrir muchas puertas. Puede ser muy beneficioso desde el ámbito laboral, pero también permitirá un acercamiento a otras personas y culturas de un modo más profundo y personal.

Según un estudio realizado por el University College London el dominar una lengua nueva lleva consigo beneficios cognitivos, dado que modifica positivamente la estructura del cerebro, específicamente el área de proceso de información, lo que optimiza el aprendizaje, la concentración y la memoria. Estos beneficios son cada vez más conocidos, por lo que aprender un segundo o un tercer idioma se está volviendo una necesidad para profesionales de diversas disciplinas.

El Instituto Rey Sejong Santiago-Universidad Central de Chile, brinda la oportunidad de conocer de cerca la riqueza cultural coreana. Desde el 2020 se ofrecen 9 cursos que van desde el nivel inicial hasta avanzado. Los cursos, por la actual emergencia sanitaria mundial, se realizan de manera virtual y sincrónica, para que los estudiantes tengan la oportunidad de hacer preguntas a los docentes y compartir con otros compañeros en clases.

El Instituto Rey Sejong cuenta con un currículo estándar de enseñanza del idioma coreano, incluyendo 8 niveles, divididos en básico (4 cursos: 1A, 1B, 2A Y 2B) e intermedio (4 cursos: 3A, 3B, 4A Y 4B), además de contar con cursos para propósitos específicos. Cabe destacar que el Instituto Rey Sejong cuenta con sus propios textos de estudio, los que son constantemente revisados, evaluados y actualizados por académicos expertos en la enseñanza del idioma coreano como lengua extranjera.

Más información: sejong@ucentral.cl.

Foto: Kilómetro Cero

LACHEC 2020, un gran escenario para Chile y sus instituciones de educación superior

La Conferencia Latinoamericana y del Caribe sobre la Internacionalización de la Educación Superior, LACHEC 2020, dejó para Chile y, en especial para Learn Chile, resultados más que positivos en términos de intercambio de buenas prácticas, estrategias de internacionalización, fortalecimiento de redes institucionales y entre países de la región. Chile, además, ocupó un lugar preponderante al ser nombrado “País invitado de honor” y contar con el mayor número de paneles y sesiones de trabajo, los cuales estuvieron representados por rectores de universidades e institutos técnico-profesionales y directores de Relaciones internacionales de nuestras instituciones de educación superior (IES) miembro.

El evento convocó a un millar de asistentes, principalmente de Latinoamérica.

INILAT

Durante la jornada inaugural de LACHEC 2020, el 13 de agosto, se anunció oficialmente la Iniciativa Latinoamericana para la Internacionalización de la Educación Superior (INILAT). Este acuerdo de seis países (Chile, Colombia, Brasil, Argentina, México y Perú) para impulsar la cooperación internacional y posicionar a la región como un excelente destino para estudiantes internacionales, ha sabido delinear proyectos de trabajo concretos bajo estos objetivos, a sólo unos meses de haber iniciado su proceso de creación. De allí que, al ser una iniciativa abierta y permanente, está generando adhesiones por parte de instituciones de educación superior, así como de otras redes de internacionalización, que buscan sumarse a esta instancia de colaboración.

Buenas prácticas

El 20 de agosto, se celebró el “Día de Chile”, iniciando con la bienvenida del embajador de Chile en Colombia, Sr. Ricardo Hernández Menéndez, y finalizando con una celebrada clase de maridaje de vinos chilenos y comidas. Esta fue también una intensa jornada de trabajo con dos paneles relevantes:

Por un lado, el panel Cooperación multiactor: la experiencia chilena liderada por la Agencia de Cooperación Internacional para el Desarrollo y el rol de la academia, a cargo de Eugenio Pössel (AGCID Chile) y el rector de la Universidad Bernardo O’Higgins y presidente de la Corporación de Universidades Privadas de Chile, Claudio Ruff.

Por otro lado, la presentación del estudio realizado por Learn Chile y el Consejo de Rectores de Chile (CRUCh) llamado Impacto del estallido social y la pandemia en la movilidad estudiantil en Chile, que ha tenido muy buena recepción incluso a nivel internacional, debido al antecedente de trabajo diagnóstico que instala, el cual puede ser tomado para la elaboración de futuras políticas públicas en materia de internacionalización de la educación superior.

El último día, el 27 de agosto, la educación técnico-profesional ocupó el lugar principal con el panel Innovación Curricular como puente de transformación, aceleración y actualización de la formación técnico-profesional ante el desafío global de la industria, presentado por Juan Pablo Guzmán, rector IP-CFT Santo Tomás y presidente de Vertebral Chile; Carlos Díaz, rector de Duoc UC; y Luis Eduardo Prieto, rector de INACAP. A esta experiencia, se sumó la de Colombia, que fue relatada por Omar Lengerke, rector de las Unidades Tecnológicas de Santander y presidente de REDTTU Colombia, así como representantes de la industria de este país.

Finalmente, Learn Chile, Study Buenos Aires y Study Medellín, se reunieron en un panel que permitió el intercambio de experiencias y cómo afrontar el nuevo escenario de movilidad estudiantil que deja como desafío la pandemia por COVID-19, bajo el tema: La educación internacional como motor del desarrollo de las ciudades globales.

La pandemia plantea nuevos retos que las instituciones de educación están llevando adelante con optimismo en los resultados que pueden generar estos cambios y, sobre todo, con un gran espíritu de trabajo colaborativo.

Síguenos para estar al tanto de los avances en esta materia y de la difusión que haremos de la grabación de los paneles de Chile en LACHEC 2020, a través de nuestras redes sociales.

Reinventarse y afrontar los desafíos de la internacionalización

La internacionalización de las instituciones de educación superior se ha desarrollado en los últimos años basada en el intercambio académico de estudiantes y académicos y, también, en la internacionalización del currículum y dobles grados y titulaciones. No obstante, todo esto se ha visto trastocado con la pandemia que estamos viviendo. Los alumnos y profesores no han podido viajar a otros países y asistir a clases, seminarios, congresos y reuniones presenciales en instituciones extranjeras. Las acciones tradicionales de movilidad e intercambio académico internacional han tenido que reinventarse y encontrar soluciones rápidas y válidas para enfrentar este desafío.

La internacionalización virtual nació como una solución lógica a esta problemática, ya que permite que alumnos puedan acceder a cursos online de universidades extranjeras e interactuar con otros estudiantes de una universidad, sin dejar su país de origen. Si bien esto no reemplaza la necesaria interacción cultural entre alumnos y la experiencia de vivir en otra cultura, posibilita que aquellos que hasta ahora no han tenido los medios económicos para viajar al extranjero a un semestre o un año de intercambio, puedan tener la posibilidad de acceder a una movilidad virtual y a una interacción online.

Esto ha permitido una verdadera democratización del intercambio estudiantil, hasta ahora reservado sólo a aquellos alumnos de educación superior con recursos económicos suficientes como para viajar y mantenerse en el extranjero un semestre o un año, y aquellos que obtenían becas de instituciones públicas y privadas.

Pero no sólo las posibilidades que se abren son para los alumnos, también los profesores de pueden tener la posibilidad de dictar clases online con pares extranjeros y sumar una valiosa interacción de aprendizaje virtual para sus alumnos. Lo que se denomina en inglés Collaborative Online International Learning (COIL), o Aprendizaje Colaborativo Internacional Online, permite que la enseñanza en distintas áreas y especialidades pueda ser compartida entre docentes de diferentes países e instituciones y los alumnos se vean beneficiados con un conocimiento más amplio y diverso.

Por otra parte, el hecho de que los innumerables webinars en distintas áreas del conocimiento, estén permitiendo que profesionales y expertos de distintas partes del mundo se unan virtualmente para compartir con un público, también internacional, sus ideas y conocimientos, generando una rica interacción inmediata de los participantes, ha sido una verdadera revolución en cercanía y costos. Cuando empezó esta pandemia, no imaginamos la cantidad de conocimiento que se iba a empezar a compartir y a crear a través de las plataformas virtuales. Nuestros miedos de perder los acercamientos y la interacción entre instituciones y académicos, nos llevó a generar acciones que dieron un vuelco a lo que hasta ese entonces era considerado cómo lo que se podía hacer en esta área.

En consecuencia, las instituciones de educación superior deben aprovechar esta etapa de dificultades que nos ha puesto la pandemia para reinventarse y afrontar los desafíos de la internacionalización con nuevas miradas y objetivos, que tiendan a masificar las posibilidades de acceso a este indispensable proceso de intercambio de conocimientos y cultura en la educación de sus alumnos. Los actuales medios de comunicación e interacción virtuales nos están acercando cada vez más a un necesario mejor acceso a la internacionalización a nuestros alumnos y profesores.

El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de Learn Chile.

De Angola a Chile, Abias cuenta cómo es estudiar un magíster online en la UACh

Abias Reis es alumno del Magíster en Recursos Hídricos de la Universidad Austral de Chile y participa en forma virtual desde Angola. “Ingresé a la Maestría en Recursos Hídricos en el mes de marzo de 2020, lamentablemente no pude viajar debido a la pandemia”, señaló desde Huambo, Angola, país ubicado al sur de África. Desde allí se conecta tres veces a la semana para compartir con el resto de sus compañeros en las clases a distancia del programa.

Abias tiene 34 años, de formación Ingeniero Agrónomo, postuló a la Universidad Austral de Chile motivado, porque consideró que la especialización tiene un plan de estudios muy satisfactorio para cubrir las necesidades de su país: “Angola tiene un potencial muy grande del recurso hídrico, por lo que es necesario fortalecer su sustentabilidad y mejorar la gestión”.

Indicó que se enteró de la oferta académica por AGCID, institución que le abrió las puertas para postular a través de la Becas Mandela. “Tengo clases tres días en la semana y me comunico con mis compañeros siempre cuando haya trabajo en grupo. Incluso he tenido la oportunidad de conocer Valdivia en forma virtual por Google Earth, además, me contacté con compañeros que ya pasaron por Valdivia, así que sé bastante de la ciudad”, contó.

Desde la Dirección de Relaciones Internacionales, la Dra. Maite Castro, destacó que este trabajo que se está realizando a través de plataformas virtuales ofrece oportunidades en un escenario de pandemia. Abias debió haber viajado a Chile en marzo, pero debido al cierre de fronteras, no lo consiguió. “Para nuestra Universidad es una puerta que se abre a fin de poder dictar programas de postgrado con una parte no presencial”, valoró.

Abias destacó que, en términos generales, la experiencia ha sido muy satisfactoria. De hecho, contempla la posibilidad de viajar a Valdivia para conocer la Universidad en cuanto se abran las fronteras. “No he tenido ningún problema de comunicación e interacción con la universidad y la coordinación del magíster, pero la mayor dificultad es la conexión que no siempre facilita la presencia en las clases. A pesar de ello, hago una evaluación muy positiva dada la entrega y el profesionalismo de los docentes del programa”, finalizó.