Posts con la etiqueta ‘learn chile’

«Chile es el paraíso de la Astronomía»

El astrofísico Matthias Schreiber, llegó hace 15 años a Chile, fue investigador del Instituto de Física y Astronomía de la Universidad de Valparaíso y, actualmente, es profesor titular de la Universidad Técnica Federico Santa María y director alterno del Núcleo Milenio de Formación Planetaria (NPF). Confiesa que su decisión de radicarse en Chile la definieron las “condiciones ideales” de los cielos de Chile, además de la tecnología de última generación con la que cuenta el país.

No hay otro país con condiciones similares. Es el paraíso de la Astronomía. El desierto de Atacama cumple con dos aspectos que son fundamentales para la observación: no hay nubes y hay poca atmósfera entre el telescopio y las estrellas. Estas son las condiciones ideales para su observación y la de las galaxias”, comentó el doctor en astrofísica.

Acceso privilegiado

Como profesor, señala que la gran ventaja de estudiar Astronomía y Astrofísica en Chile es que el país cuenta con más de la mitad de los mejores telescopios del mundo y un acceso privilegiado para hacer uso de ellos. “Chile tiene el 10% del derecho de uso y esto es una ventaja gigante teniendo en cuenta que el resto del mundo tiene que compartir el otro 90%. Eso implica que los alumnos de pre y postgrado van a estudiar con los mejores telescopios del mundo. Cuando estuve en Alemania esto no era posible. Es un acceso privilegiado y fascinante porque además se encuentran en medio del desierto, a unos 5 mil metros de altura”, enfatizó.

Tanto la tecnología como la geografía y pureza de los cielos en Chile hacen que la Astrofísica cuente con una producción científica que se encuentra entre las mejores del mundo, no sólo por su calidad sino por el número de investigaciones. “Muchos investigadores -apuntó Schreiber- vienen a Chile justamente por eso. En la Universidad Técnica Federico Santa María contrataron recientemente dos profesores extranjeros, europeos, atraídos por las condiciones y el acceso privilegiado a la tecnología”.

Campo laboral

En relación con el campo laboral, Schreiber remarcó que la mayoría de los alumnos de doctorado que han sido alumnos suyos, se desempeñan con un cargo permanente en la investigación. “Si estudias en Chile, el nivel es tan bueno que es fácilmente posible competir con estudiantes formados en los Estados Unidos o Europa. El campo laboral está creciendo. En los próximos 20 años van a llegar más telescopios a Chile, por lo tanto, va a seguir creciendo”, concluyó.

Si bien la decisión de radicarse en Chile -contó- no le resultó fácil, “fue la mejor decisión” que tomó. “La Astronomía ha crecido inmensamente en los últimos 20 años y haber sido parte de eso es verdaderamente fantástico. Además, he aprendido mucho de la cultura latinoamericana”, confesó este estudioso de las enanas blancas y uno de los autores de una investigación publicada en la reconocida revista Nature a fines de 2019, sobre el primer registro de un planeta gigante orbitando una enana blanca.

Dónde estudiar

Chile cuenta con un listado de universidades donde estudiar la carrera de Astronomía, carreras vinculadas o realizar un postgrado en la materia. En Learn Chile, red de instituciones de educación superior apoyados por el Estado de Chile a través de ProChile, puedes conocer la oferta académica de las siguientes instituciones:  Universidad de La Serena, Universidad de Valparaíso, Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación y la Universidad Técnica Federico Santa María.

Chile realizará Feria Virtual de postgrado y formación continua para estudiantes latinoamericanos

→ Inscríbete aquí


¿Pensando en especializarte? Chile cuenta con más de 5.000 programas de postgrado y educación continua que puedes elegir. Anualmente, 32 mil estudiantes extranjeros cursan sus estudios superiores en el país y, en más de un 90%, son latinoamericanos. Las ferias de postgrado de Learn Chile se han realizado en Colombia, Ecuador, Perú y Panamá, dando a conocer la oferta académica de sus instituciones miembro y las ventajas de estudiar en un país con liderazgo regional en innovación, conectividad y competitividad. Además de enlistar a 20 de sus universidades entre las 100 mejores de América Latina.

Este año, Learn Chile (red nacional de instituciones de educación superior) organiza su primera Feria Virtual de Postgrado y Educación Continua, el 19 de noviembre, entre las 5 PM y las 10 PM (hora Chile). Si buscas calidad educativa, esta es la oportunidad de conocer la oferta académica que presentarán 21 de las universidades miembro de la red, junto con las posibilidades de financiamiento que ofrecen las mismas instituciones y el gobierno de Chile y los requisitos necesarios para acceder al sistema educativo chileno.

Las instituciones de Learn Chile cuentan con programas de becas y beneficios que podrás conocer al visitar los stands de las universidades.

Si aún no tienes claro en qué te gustaría especializarte y quieres ir adelantando trabajo, puedes revisar la oferta académica de nuestras casas de estudio. La diversidad natural nacional ofrece especialidades territoriales entre las que destacan áreas como la minería, el medio ambiente y la astronomía. Además, Chile destaca en áreas como los negocios, TIC y salud, a nivel regional.

Universidades participantes

  • Pontificia Universidad Católica de Valparaíso
  • Universidad Austral de Chile
  • Universidad Autónoma de Chile
  • Universidad Bernardo O’Higgins
  • Universidad Católica de la Santísima Concepción
  • Universidad Católica del Maule
  • Universidad Central de Chile
  • Universidad de La Frontera
  • Universidad de La Serena
  • Universidad de los Andes
  • Universidad de Magallanes
  • Universidad de Santiago de Chile
  • Universidad de Valparaíso
  • Universidad del Desarrollo
  • Universidad Mayor
  • Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación
  • Universidad San Sebastián
  • Universidad Santo Tomás
  • Universidad Técnica Federico Santa María
  • Universidad Tecnológica Metropolitana
  • Universidad Viña del Mar

Inscríbete aquí

Alianzas estratégicas y levantamiento de capacidades en COIL, grandes apuestas de Learn Chile

Desde 2013, la red Learn Chile ha impulsado la internacionalización de la educación superior de Chile, en América Latina, Europa y Estados Unidos. El escenario actual planteó para el conglomerado, integrado actualmente por 24 universidades e institutos de educación técnico-profesional (IES), el desafío de generar nuevas estrategias de cooperación y el levantamiento de capacidades al interior de sus instituciones, que se pusieron de relieve el pasado 6 de octubre en el Seminario bienal de Learn Chile “Innovando en la internacionalización de la educación superior”, al que asistieron más de 200 representantes de casas de estudio nacionales.

El presente año ha sido muy fructífero para la red Learn Chile en términos de: alianzas estratégicas nacionales y regionales, el desarrollo de estudios que amplían la visión de la movilidad estudiantil en el país, la apuesta por la implementación de una red COIL (Collaborative Online international Learning) para la movilidad virtual con instituciones extranjeras al interior de las universidades y, este 12 de noviembre, la realización de la Feria Virtual de Postgrado y Educación Continua Learn Chile.

La directora nacional de ProChile, Lorena Sepúlveda, dio la bienvenida al seminario destacando el rol de Learn Chile frente al objetivo “no sólo de posicionar la educación superior sino también a Chile en el exterior”. La red recibe apoyo del Estado a través de ProChile y sus oficinas internacionales.

Luego, el director de Learn Chile, Marcos Avilez, abordó las principales líneas de trabajo:

Alianzas estratégicas

En sus años de trayectoria, la red ha cultivado vínculos tanto con otras redes de internacionalización de América Latina como con redes nacionales pares, instituciones de educación superior y carteras de gobierno de los países visitados. Esto permitió que la respuesta a la pandemia en términos de alianzas estratégicas fuera de rápida coordinación. Así, en mayo de este año, se comenzó a gestar INILAT (Iniciativa Latinoamericana para la Internacionalización de la Educación Superior) que, el 13 de agosto, se presentó en la Conferencia Latinoamericana y del Caribe para la Internacionalización de la Educación Superior (LACHEC), organizada por RCI, una de sus redes miembro.

INILAT está compuesta por seis países: Chile, Colombia (LACHEC), Brasil (FAUBAI), Argentina (FIESA-CIN), México (AMPEI) y Perú (REDIPeru). Y nace para unir esfuerzos, compartir y potenciar iniciativas que permitan que la internacionalización permanezca y se consolide en los procesos de formación, investigación, innovación, extensión y proyección social.

Bajo esta misma línea de trabajo, este año también se firmó convenio con Vertebral (Consejo de Rectores de Institutos Profesionales y Centros de Formación Técnica acreditados), cuya primera actividad conjunta fue en LACHEC 2020. Esta alianza busca coordinar, alinear e impulsar acciones que permitan potenciar los esfuerzos para la internacionalización de la Educación Superior Técnico Profesional de Chile (ESTP).

Levantamiento de capacidades en COIL

También en el ámbito de los acuerdos, pero en este caso enfocado en el levantamiento de capacidades al interior de las universidades socias de la red, se generó la alianza estratégica entre Learn Chile y Florida International University. Este proyecto busca desarrollar e instalar capacidades institucionales para la planificación y ejecución de programas COIL.

Se implementará entre septiembre de 2020 y abril de 2021 y espera generar decenas de programas COIL en la red Learn Chile con sus pares internacionales, para ser aplicados durante el año 2021. Por otro lado, involucrará a más de 1.000 estudiantes de las instituciones socias de la red y un número similar de estudiantes internacionales.

El seminario contó con la participación de Stephanie Doscher, directora de la Oficina de Iniciativas Globales de Aprendizaje de Florida International University, y Eva Haug, coordinadora de Internacionalización de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Ámsterdam. Las expertas explicaron en qué consiste la metodología COIL, cuáles son las experiencias que se están trabajando en el mundo y, en particular, con Learn Chile.

Impacto del estallido social y la pandemia

Tanto el estallido social que tuvo lugar en Chile como la pandemia por COVID-19 que confinó a todo el globo, afectaron la movilidad estudiantil, primero en el país y, luego, a nivel mundial. Conocer el impacto que tuvieron estas dos crisis en la internacionalización de la educación, fue la principal motivación de Learn Chile y el CRUCh (Consejo de Rectores de Universidades Chilenas) para desarrollar el estudio “Impacto del estallido social y la pandemia en la movilidad estudiantil en Chile”, que se encuentra disponible en español e inglés.

A nivel internacional, este estudio significa un aporte para otros países que se encuentran realizando análisis de similares características y desde los cuales han mostrado especial interés en conocer sus resultados.

Nuevos desafíos

La red Learn Chile ha sabido afrontar de manera rápida y estratégica los desafíos planteados por las crisis sociales y sanitarias del último año. Este camino de aprendizaje y colaboración continúa en la búsqueda de: nuevas alianzas público-privadas, la incorporación de IES socias, el fortalecimiento de la promoción de la formación técnica profesional y postgrado, la implementación de un modelo sustentable y nuevos modelos de enseñanza que contemplen la internacionalización del currículum.

Tiempos de colaboración para la excelencia universitaria

La actual pandemia que estamos viviendo es una antesala de las futuras crisis ambientales, sociales y económicas que tendremos que enfrentar en el futuro. Este escenario ha puesto de manifiesto la necesidad del trabajo colaborativo para enfrentar con éxito los problemas complejos que nos aquejan. Por eso, este enfoque colaborativo está permeando en todo nuestro quehacer universitario, es decir, en nuestra docencia, investigación y en la vinculación con el medio.

En términos de docencia, hemos avanzado tremendamente en la implementación de metodologías virtuales que faciliten el proceso del aprendizaje, la interacción entre estudiantes, y las clases invertidas. También estamos trabajando para implementar metodologías de aprendizaje colaborativo internacional online (COIL), las cuales permiten la interacción virtual entre estudiantes de universidades de distintas culturas. Además, nuestros estudiantes están accediendo a la movilidad virtual y a programas especiales que convocan a estudiantes de distintos países, potenciando las competencias interculturales en ellos.

La vinculación con el medio ha avanzado en la lógica de la bidireccionalidad y co-creación con socios estratégicos externos a la universidad. En este sentido, nos nutrimos de la colaboración con actores externos a la universidad y aumentamos el impacto de nuestra docencia e investigación.

Nuestra universidad está entre las más destacadas a nivel nacional en términos de investigación. Sabemos que la investigación en red es crucial para seguir avanzando en excelencia y generando impacto en nuestra sociedad. Muchos de nuestros investigadores participan en redes nacionales e internacionales, desarrollando ciencia básica y aplicada en áreas muy variadas. Además, nuestra universidad cuenta con dos Núcleos Científico-Tecnológicos enfocados en desarrollar investigación de punta, uno en el área de Biorecursos y el otro en Ciencias Sociales y Humanidades. Ambos núcleos cuentan con infraestructura y tecnología de primer nivel y tienen programas de postgrados asociados.

En total, nuestra universidad cuenta con 10 doctorados y 28 programas de magíster, en diversas áreas disciplinares. Tenemos programas con amplia trayectoria y acreditación nacional e internacional, tales como el Doctorado en Ciencias de Recursos Naturales y el Doctorado en Ciencias Mención Biología Celular y Molecular Aplicada.

Además, muchos de nuestros programas de postgrado cuentan con la posibilidad de obtener el doble grado, en convenio con programas de universidades extranjeras como la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica), Macquarie University (Australia) y Universidad de Sao Paulo (Brasil). En nuestros programas de postgrado, aproximadamente un 10% de los estudiantes son internacionales, de diversos países como Colombia, Cuba, Ecuador, Haití, y Perú. Por otra parte, cerca de un 55% son mujeres. Para nosotros es un orgullo contar con una comunidad de estudiantes de postgrado multicultural y consideramos relevante la equidad de género para avanzar hacia una sociedad más justa y equitativa.

Son tiempos difíciles, pero también son tiempos de colaboración.  Nuestra universidad tiene un fuerte compromiso con su territorio y con enfocar su investigación en problemáticas relevantes para la sociedad. Estamos convencidos de que podremos seguir avanzando en la excelencia, trabajando en conjunto como sociedad y fomentando las redes de colaboración, sin fronteras.

El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de Learn Chile.

La innovación en la internacionalización será el foco del Seminario Learn Chile 2020

Inscripciones aquí


Learn Chile organiza bienalmente un seminario de reflexión que, este año, se realizará de manera virtual bajo el nombre Learn Chile: innovando en la internacionalización de la educación superior, el 6 de octubre, de 15.30 hs. a 17.30 hs. Al evento están invitadas las máximas autoridades, equipos de Relaciones Internacionales, de postgrado, educación continua y académicos, tanto de las instituciones pertenecientes a la red Learn Chile como de otras casas de estudios superiores, así como representantes de otras organizaciones que deseen conocer esta experiencia y sumarse al desafío de posicionar a Chile en el mundo.

En el actual contexto global, se presentará la contribución de la red al reconocimiento de Chile como gran destino de estudios y las acciones impulsadas para la generación de instancias de cooperación nacional y regional. En este escenario, se expondrá acerca de INILAT -Iniciativa Latinoamericana para la Internacionalización de la Educación Superior- conformada recientemente por los siguientes países: Chile, Colombia, Brasil, Argentina, México y Perú.

Además, en el marco de las alianzas generadas por Learn Chile y en su proceso de fortalecimiento de la educación técnico-profesional, se anunciará el convenio de cooperación firmado este año con el Consejo de Rectores de Institutos Profesionales y Centros de Formación Técnica, Vertebral.

Por otro lado, se presentarán los resultados del EstudioImpacto del estallido social y la pandemia en la movilidad estudiantil de Chile”, desarrollado por Learn Chile y CRUCh, el cual ya ha sido puesto en valor, incluso a nivel internacional, como antecedente para estudios similares.

También se dará a conocer un innovador proyecto que permitirá posicionar a Chile en la implementación de programas COIL (Collaborative Online International Learning). Este punto será abordado por dos especialistas internacionales en la materia, Stephanie Doscher (Florida International University) y Eva Haug (Amsterdam University of Applied Sciences). El proyecto generará decenas de cursos colaborativos con académicos de universidades extranjeras en modalidad virtual durante el 2021 y la participación de centenares de estudiantes internacionales en nuestras instituciones.

Learn Chile nace el año 2013, con el objetivo de potenciar la internacionalización de la oferta académica de las IES chilenas y posicionar a Chile como un gran destino para los estudiantes internacionales. Actualmente está integrado por 24 IES y cuenta con el patrocinio y respaldo de ProChile.

Programa

3:30 a 3:40 pm      

Palabras de bienvenida. Lorena Sepúlveda, directora nacional ProChile.

3:40 a 4:20 pm

Estrategia, acciones y desafíos de la red Learn Chile. Marcos Avilez, director Learn Chile.

4:20 a 5:10 pm

Global Learning Leadership: Learn Chile’s COIL Capacity Building Project. Stephanie Doscher, Directora de la Oficina de Iniciativas Globales de Aprendizaje de Florida International University; y Eva Haug, Coordinadora de Internacionalización de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Ámsterdam.

5:10 a 5:30 pm

Preguntas y Cierre.

Una nueva estrategia de innovación para Chile y su posicionamiento internacional

Dos son los desafíos que tiene que asumir una nueva estrategia de innovación y transferencia tecnológica para el Chile actual: 1) avanzar hacia un modelo multidisciplinario y multidimensional, en que el uso de los recursos esté alineado con objetivos e impactos positivos en lo económico, social y ambiental; 2) implementar un modelo de innovación conectiva que promueve la asociatividad y colaboración de todos los actores (universidades, empresas, sociedad civil, Estado) y que permita, al mismo tiempo, la proyección internacional  de los resultados de investigación, de modo tal que contribuyan a promover a Chile como un país innovativo.

Para avanzar en esta innovación adaptada a los nuevos tiempos, tenemos que seguir insistiendo en disminuir la brecha entre industria y universidades. Así como generar un lenguaje, una visión y confianzas compartidas para que la enorme cantidad de proyectos de investigación que se realizan año a año en Chile, llegue donde debe ser: a los usuarios y al mercado, agregando valor real en productos, procedimientos, servicios, no solo del sector empresarial sino que también de la sociedad civil.

Para ello se requiere, en primer término, avanzar en una convergencia de intereses entre el sector productivo y la academia, con el objeto de construir un círculo virtuoso y de sinergia entre los actores, que conduciría a procesos de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) coparticipados y alineados en todas sus etapas, desde la formulación de proyecto hasta la innovación útil.

En otras palabras, hay que terminar con la división rígida y tajante que impera actualmente: la investigación y desarrollo corresponde a la universidad, mientras que la innovación y puesta en el mercado, a la empresa; cada uno invierte y resguarda única y exclusivamente su etapa. Por esta razón, nos enfrentamos hoy a falencias, como el desarrollo de conocimiento “inútil”, “innecesario”, “superado” o “duplicado”; una crónica falta de inversión y de interés por parte de las empresas en los proyectos de investigación e innovación; un Estado que asume una carga sobredimensionada en financiar la I+D en universidades; una institucionalidad pública que se desgasta en programas de fomento de la innovación.

Entonces, ¿cómo logramos esta mayor conexión entre el mundo universitario y el empresarial? Simplemente, estableciendo reglas e incentivos adecuados que, por un lado, permiten tomar conciencia de que el destinatario de la productividad científica, no son los integrantes de la comunidad académica nacional o internacional, sino que la sociedad como un todo, sea regional, nacional o la humanidad.

Por otro lado, se requiere promover la colaboración genuina entre ambos sectores, desde la misma formulación de un proyecto de investigación e innovación hasta la comercialización masiva de los resultados del mismo. Solo este espíritu de colaboración permitirá enriquecer la investigación desde el inicio del proceso, con un enfoque en el uso práctico y el potencial comercial, además de generar una mirada interdisciplinaria del desafío tecnológico.

En todo este proceso de cambio, al Estado le corresponde cumplir el rol de facilitador y organizador de un ecosistema de cooperación y confianza, para lo cual ha habido señales alentadoras en los últimos años, a través de actores que crean la sinergia necesaria para pavimentar este camino.

Este avance debe ir de la mano con un cambio de la cultura de desarrollo en el país. Sin lugar a duda, una apuesta relevante es fortalecer la labor de los Hubs tecnológicos que han visibilizado el conocimiento tecnológico creado en las casas de estudio y permitido formar una conciencia de la relevancia para posicionar, ojalá de manera definitiva, la innovación y el emprendimiento chileno en el mundo. Soy un convencido de que los Hubs son el camino, no solo para generar la confianza necesaria entre el mundo universitario académico y el mundo productivo económico, sino para ser parte del esfuerzo de internacionalización de las universidades chilenas.

El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de Learn Chile.

Gobernanza de establecimientos universitarios en tiempos de crisis

Previo a la pandemia, el país vivió una crisis social que se inició el 18 de octubre de 2019, que se extendió por varios meses y que solo se vio interrumpida por la llegada del Coronavirus. Desde ese período, el sector educación superior se ha visto afectado por la interrupción y ausencia de normalidad de las actividades docentes. Esto obligó a universidades e institutos a tener que adaptar y emplear plataformas tecnológicas para darle continuidad a la función pedagógica.

Esta crisis sanitaria nos sorprendió en pleno inicio del primer semestre de clases. En la generalidad de los establecimientos, el ingreso de alumnos de primer año fue con fecha 16 de marzo y la gran masa de estudiantes antiguos debía hacerlo el día 30 del mismo mes. Y fue justamente entre el 16 y 20 de marzo que las entidades cerraron sus puertas y se vieron obligadas a impulsar la actividad académica de manera virtual.

Para contextualizar, en Chile, el 80% de los ciudadanos toma vacaciones en febrero de cada año. Entonces, el retorno del personal académico y administrativo se produjo el 02 de marzo. Con la pandemia en ciernes, la educación superior activó el “Plan anti-pandemia”. En el caso de varias universidades, éste existe desde el año 2010, cuando surgió el brote mundial de influenza H1N1, por lo que ello dio origen a que se constituyeran los respectivos comités de crisis para revisar los protocolos y ponerlos en ejecución.

Esta histórica alarma sanitaria obligó a las universidades a cambiar su metodología en la educación. Actualmente, la práctica pedagógica está en pleno desarrollo, a través de clases online, utilizando plataformas virtuales como Moodle o Zoom, entre otras. Esto implicó que un número importante de académicos de la educación terciaria, migrara a una nueva forma de realizar la docencia y con una gran batería de herramientas.

Por su parte, para las actividades de investigación, las universidades hacen su mayor esfuerzo en continuar desarrollando la forma en que cada especialista, de manera autónoma, siga liderando sus proyectos. En lo que concierne a los trabajos en laboratorios, los investigadores han debido rotar su ingreso a las instalaciones para que puedan seguir avanzando en sus experimentos, respetando los protocolos sanitarios que se han instaurados por las instituciones.

Durante esta crisis, la investigación juega un rol fundamental para el país, por lo que se ha hecho necesario crear nuevas fuentes de difusión para el financiamiento de proyectos entre la comunidad académica universitaria.

En cuanto al apoyo a los estudiantes, diversas instituciones han puesto a su disposición unidades de conectividad móvil para mejores enlaces que soporten el proceso enseñanza – aprendizaje online, además de equipos computacionales y tablets, entre otros.

Es de particular importancia sumar las actividades de extensión. Durante la pandemia, las plataformas digitales han jugado un rol fundamental para la difusión masiva de las diversas acciones que las instituciones han puesto a disposición de la comunidad, destacando la lectura, el deporte en casa, el bienestar y el medio ambiente.

Para una eficiente y eficaz gobernanza frente a esta crisis -que exige abordar la integralidad de aspectos académicos, administrativos y financieros-, ha sido de gran utilidad el uso de la diversidad de herramientas de comunicación online existentes. Estas plataformas son de rápido acceso, permiten una interacción horizontal entre los participantes, una comunicación sincrónica, compartir documentos y analizarlos en conjunto de una forma aún más expedita que cuando se realizaba en la modalidad presencial.

Un direccionamiento más cercano de la universidad en tiempo de crisis, así como un involucramiento más directo del rector en la cobertura de temas operativos y la participación activa en determinados equipos para abordar situaciones contingentes, constituyen una muy buena práctica, la que impactará positivamente en la gestión institucional.

Para una gobernanza efectiva y eficiente, los rectores, además, deben desplegar funciones hacia afuera de sus instituciones y en su representación; involucrándose, participando y constituyendo equipos de trabajo, acortando las distancias en la estructura organizacional. De esta manera, surge la oportunidad para que colaboradores de nivel operativo puedan interactuar y demostrar sus capacidades para hacer frente de mejor manera a esta crisis.

Hemos tenido que aprender a revisar y tener actualizados los planes de seguridad (a nivel institucional y de los países), dado que los riesgos globales serán más frecuentes de lo que lo han sido en la historia de la humanidad. En particular, en el caso de Chile, hemos vivido entre ocho a diez crisis sanitarias, breves y prolongadas, en los últimos 150 años. En materia de gestión de riesgos, los protocolos de seguridad van a perdurar por mucho tiempo y eso dice relación con aspectos sanitarios y de distanciamientos entre las personas.

Por último, el aprendizaje que nos dejará la llegada de esta pandemia es que debemos ocuparnos de los aspectos emocionales y afectivos de nuestra comunidad, a través de acciones que nos ayuden a identificar los factores de riesgo, implicando una detección oportuna de los cambios emocionales y la habilitación de un verdadero ecosistema de bienestar y felicidad.

El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de Learn Chile.

LACHEC 2020, un gran escenario para Chile y sus instituciones de educación superior

La Conferencia Latinoamericana y del Caribe sobre la Internacionalización de la Educación Superior, LACHEC 2020, dejó para Chile y, en especial para Learn Chile, resultados más que positivos en términos de intercambio de buenas prácticas, estrategias de internacionalización, fortalecimiento de redes institucionales y entre países de la región. Chile, además, ocupó un lugar preponderante al ser nombrado “País invitado de honor” y contar con el mayor número de paneles y sesiones de trabajo, los cuales estuvieron representados por rectores de universidades e institutos técnico-profesionales y directores de Relaciones internacionales de nuestras instituciones de educación superior (IES) miembro.

El evento convocó a un millar de asistentes, principalmente de Latinoamérica.

INILAT

Durante la jornada inaugural de LACHEC 2020, el 13 de agosto, se anunció oficialmente la Iniciativa Latinoamericana para la Internacionalización de la Educación Superior (INILAT). Este acuerdo de seis países (Chile, Colombia, Brasil, Argentina, México y Perú) para impulsar la cooperación internacional y posicionar a la región como un excelente destino para estudiantes internacionales, ha sabido delinear proyectos de trabajo concretos bajo estos objetivos, a sólo unos meses de haber iniciado su proceso de creación. De allí que, al ser una iniciativa abierta y permanente, está generando adhesiones por parte de instituciones de educación superior, así como de otras redes de internacionalización, que buscan sumarse a esta instancia de colaboración.

Buenas prácticas

El 20 de agosto, se celebró el “Día de Chile”, iniciando con la bienvenida del embajador de Chile en Colombia, Sr. Ricardo Hernández Menéndez, y finalizando con una celebrada clase de maridaje de vinos chilenos y comidas. Esta fue también una intensa jornada de trabajo con dos paneles relevantes:

Por un lado, el panel Cooperación multiactor: la experiencia chilena liderada por la Agencia de Cooperación Internacional para el Desarrollo y el rol de la academia, a cargo de Eugenio Pössel (AGCID Chile) y el rector de la Universidad Bernardo O’Higgins y presidente de la Corporación de Universidades Privadas de Chile, Claudio Ruff.

Por otro lado, la presentación del estudio realizado por Learn Chile y el Consejo de Rectores de Chile (CRUCh) llamado Impacto del estallido social y la pandemia en la movilidad estudiantil en Chile, que ha tenido muy buena recepción incluso a nivel internacional, debido al antecedente de trabajo diagnóstico que instala, el cual puede ser tomado para la elaboración de futuras políticas públicas en materia de internacionalización de la educación superior.

El último día, el 27 de agosto, la educación técnico-profesional ocupó el lugar principal con el panel Innovación Curricular como puente de transformación, aceleración y actualización de la formación técnico-profesional ante el desafío global de la industria, presentado por Juan Pablo Guzmán, rector IP-CFT Santo Tomás y presidente de Vertebral Chile; Carlos Díaz, rector de Duoc UC; y Luis Eduardo Prieto, rector de INACAP. A esta experiencia, se sumó la de Colombia, que fue relatada por Omar Lengerke, rector de las Unidades Tecnológicas de Santander y presidente de REDTTU Colombia, así como representantes de la industria de este país.

Finalmente, Learn Chile, Study Buenos Aires y Study Medellín, se reunieron en un panel que permitió el intercambio de experiencias y cómo afrontar el nuevo escenario de movilidad estudiantil que deja como desafío la pandemia por COVID-19, bajo el tema: La educación internacional como motor del desarrollo de las ciudades globales.

La pandemia plantea nuevos retos que las instituciones de educación están llevando adelante con optimismo en los resultados que pueden generar estos cambios y, sobre todo, con un gran espíritu de trabajo colaborativo.

Síguenos para estar al tanto de los avances en esta materia y de la difusión que haremos de la grabación de los paneles de Chile en LACHEC 2020, a través de nuestras redes sociales.

COVID-19: Sistema universitario responde eficientemente al desafío

“Somos el país de Latinoamérica que más exámenes hace por millón de habitantes, con cerca de 50 mil”, comentó emocionado el ministro de Salud de Chile (Minsal) Enrique París, en junio, evidenciando la capacidad de respuesta de las diversas instituciones a un problema de magnitud mundial, instancia en que las universidades han sido fundamentales, jugando un rol activo para responder eficientemente a esta crisis.

De los 100 centros habilitados para la detección de COVID-19, 40 están ubicados en hospitales públicos, 32 en laboratorios privados y 28 en universidades, con una capacidad máxima de procesar 23 mil exámenes diarios. El aporte de las instituciones educacionales es indudable, acción que da cuenta de un ecosistema de investigación existente previo a la pandemia, con las capacidades necesarias. En Chile hay investigación de calidad y nivel internacional.

Los laboratorios universitarios fueron revisados por la autoridad sanitaria y certificado por organismo técnicos antes de recibir las primeras muestras. Las universidades chilenas han puesto al servicio del país su infraestructura, equipamiento e investigadores, estimulando así la colaboración entre entidades gubernamentales, públicas y privadas para dar solución a los principales dilemas que nos aquejan.

Junto con aportar con el procesamiento de PCR, las universidades se han volcado durante este tiempo a desarrollar una serie de innovaciones y proyectos de investigación en distintas áreas, desarrollando desde elementos de protección personal hasta ventiladores mecánicos y tratamientos experimentales contra el Coronavirus.

Nuestros investigadores postergaron, por el momento, el trabajo de investigación científica porque entienden que nuestra responsabilidad como universidades y, en especial como Universidad Autónoma de Chile, es contribuir a superar esta pandemia desde nuestro ámbito de acción. Creo que este tiempo permitió visibilizar lo mejor de nuestra institución con profesionales íntegros y comprometidos socialmente, sirviendo al país desde cada una de sus disciplinas.

Además, fuimos capaces de crear una red, que se adaptó rápidamente y que aportó territorialmente a la crisis sanitaria cuando el sistema público necesitó de refuerzos. “Son un grupo de laboratorios de emergencia, por así decirlo” señaló en su momento Carolina Torrealba, subsecretaria de Ciencias. Fundamental en esta acción conjunta ha sido la coordinación de la Subsecretaría, que a través del despliegue territorial con las diversas subsecretarías regionales ha coordinado a los equipos, aumentando la capacidad de diagnóstico en todo el territorio nacional.

Mientras no exista una vacuna que evite el avance y propagación del Coronavirus, el testeo oportuno y temprano es la principal herramienta de combate y contención para enfrentar la amenaza, y serán nuestras universidades las llamadas a estar ahí, en primera línea, mientras el país lo necesite.

El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de Learn Chile.

Estudio de Learn Chile y CRUCh evalúa el impacto del estallido y la pandemia en estudiantes internacionales

Hacia finales de 2019, la sociedad a nivel global comenzó a experimentar gradualmente una emergencia sanitaria sin precedentes en los últimos 100 años. La pandemia mundial del virus Corona (COVID-19) ha conllevado el lamentable fallecimiento de cientos de miles de personas y millones de contagiados en el mundo y, por consiguiente, una serie de restricciones como, por ejemplo, el cierre de fronteras. En el ámbito de la educación, a nivel internacional esta situación obligó a restringir la movilidad estudiantil entre los países y, en consecuencia, las instituciones de educación superior debieron replantearse rápidamente cómo formular nuevas estrategias para esta importante dimensión de su internacionalización.

En el caso de Chile, a la emergencia sanitaria a causa de la pandemia le antecedía una crisis de orden social, que ya había puesto en alerta a las instituciones de educación superior. Éstas se vieron en la necesidad de implementar respuestas oportunas y efectivas en materia de movilidad estudiantil y académica, con el objeto de mantener los estándares de alta calidad en el difícil contexto vivido. Pero ¿cómo impactaron, efectivamente, las crisis en la movilidad estudiantil?

En la búsqueda de una respuesta, Learn Chile junto al Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas (CRUCh), dieron lugar al estudio “Impacto del estallido social y la pandemia en la movilidad estudiantil en Chile”. El propósito de este trabajo es determinar los alcances de las crisis derivadas de dichos fenómenos en la movilidad estudiantil, y las estrategias que las IES chilenas han implementado para hacerles frente.

Del total de respuestas analizadas, 778 fueron respondidas por estudiantes internacionales y 31 por representantes de oficinas de relaciones internacionales de las instituciones de educación superior, IES, que forman parte de Learn Chile y/o del CRUCh (78% del universo).

Más allá del diagnóstico obtenido sobre la situación actual de la movilidad estudiantil en Chile, esta información permite disponer de valiosas referencias que sirven de base para proponer a los organismos gubernamentales correspondientes, la implementación de políticas que impulsen y fortalezcan la internacionalización de la educación superior chilena. Asimismo, en el ámbito internacional, este estudio significa un aporte para otros países que se encuentran realizando análisis de similares características.

El impacto

Es conocido que las crisis también traen consigo oportunidades. El estallido social de 2019 impulsó a que las casas de estudio tomaran medidas para facilitar la continuidad de la formación de los estudiantes nacionales e internacionales en sus hogares, ofreciendo como opción la modalidad virtual o remota, que fue rápidamente implementada con la llegada de la pandemia. Frente a dicho contexto, cabe considerar que para el caso de Chile, la modalidad virtual se ve beneficiada, considerando que el país posee la mejor conectividad de Latinoamérica (Ranking IGC), con un 88% de los hogares conectados a Internet.

En este punto, el estudio reveló que, a pesar de que gran parte de los alumnos -tanto chilenos como extranjeros cursando estudios durante el transcurso de las crisis (segundo semestre 2019 y/o primer semestre 2020)- declaró un alto impacto en sus estudios producto de la pandemia, esto no se ve reflejado en modificaciones significativas a sus planes y estadías y, por ende, en sus experiencias de aprendizaje. Esto puede deberse a que la inmensa mayoría logró continuar sus programas online, independientemente de su decisión de regresar o no a su país de origen.

El estudio también encuestó a estudiantes que habían sido aceptados para llegar a estudiar en Chile durante el segundo semestre de 2020 o primer semestre de 2021. Para estos estudiantes, el estallido social no fue visto como un obstáculo para su futura llegada a Chile (55,5% indicó haber tenido poco o nulo impacto de su decisión). Más del 83% de este universo mencionó no haber cambiado sus planes de estudio producto de la crisis social.

Capacidad de respuesta

Las IES chilenas demostraron capacidad de respuesta para afrontar las crisis, poniendo diversos servicios a disposición de los estudiantes. Todas las casas de estudio declararon disponer de clases virtuales, mientras que el 93% puso a disposición información sobre el COVID-19. Además, se ofrecieron varios servicios adicionales de apoyo a los alumnos extranjeros, destacando: apoyo psicológico y tutorías de orientación (con un 72%), asesoría para trámites migratorios (62%) y ayuda para el regreso a sus países de origen (52%).

La totalidad de las IES cuenta con estrategias de seguimiento para los estudiantes incoming (que vienen a Chile). Todas a través de correo electrónico y, la mayoría, también cuenta con grupos de mensajería en aplicaciones (83%), reuniones virtuales (83%), Consejería y Redes Sociales (ambas con un 52%).

A su vez, la mayoría de las IES está buscando mantener la experiencia multicultural de los estudiantes incoming mediante: uso de RR.SS. en primer lugar (90%); seguido de charlas virtuales (84%); encuentros virtuales (74%); actividades culturales online fuera de curriculum (58%). También se están diseñando concursos literarios y fotográficos, cafés virtuales y también recorridos por la ciudad en realidad virtual.

Las instituciones saben que la experiencia y riqueza cultural online no es comparable con la vivida presencialmente. Por eso esperan generar modelos híbridos (semipresenciales) en el corto y mediano plazo, donde los y las estudiantes puedan aprender y vivir la experiencia de estar en Chile, conocer en profundidad las costumbres, su gente y paisajes, disfrutar de su gastronomía.

Este nuevo escenario propicia acercamientos con instituciones de todo el globo. La totalidad de las IES está trabajando en nuevas formas de internacionalización; principalmente a través del desarrollo de cursos conjuntos online con IES extranjeras, implementando metodologías como COIL, en un formato inclusivo, que aporte al desafío permanente de proveer oportunidades de aprendizaje global para todos los estudiantes.

Accede a los resultados de nuestro estudio:

Versión en Español.

Versión en Inglés.