Puede convertirse en una de las mejores experiencias académicas de tu vida, pero, ¿qué pasa si quieres trabajar en Chile con tu visa de estudiante?

La visa de estudiante solo autoriza realizar estudios, no trabajar. Sin embargo, existe la posibilidad de gestionar una autorización para ejercer actividades remuneradas con visa de estudiante. Por ejemplo, para estudiantes que realizan una práctica profesional o, en casos excepcionales, para costear sus estudios.

El costo de esta autorización equivale al 50% del valor de una visa sujeta a contrato, según la nacionalidad del solicitante. Tu visa tiene validez por un plazo de un año, pudiendo renovarla hasta completar tus estudios.

Si tienes dudas, puedes consultar en la oficina de relaciones internacionales de tu universidad de destino.