«Una de mis principales motivaciones era mejorar mi español y lo he logrado»

9 diciembre, 2019

COMPARTE ESTE CONTENIDO

Amos, Shih-kuo Li, estudiante taiwanés, realizó su práctica en Santo Tomás gracias al Programa de Experiencia Internacional de la Dirección de Proyectos Internacionales que la Universidad Santo Tomás ofrece a alumnos de instituciones de educación extranjeras en convenio.

Amos (Shih-kuo Li), es estudiante de español, francés y relaciones internacionales de la Universidad de Lenguas Wenzao Taiwán, quien, gracias al convenio bilateral entre su universidad y Santo Tomás, realizó su pasantía profesional desde julio a diciembre de este año, en la oficina del Programa de Experiencia Internacional de la Dirección de Proyectos Internacionales de Santo Tomás en Santiago.

“Una de mis principales motivaciones era mejorar mi capacidad de español, y lo he logrado gracias a asignaturas de formación general. Pero, la razón principal era realizar mi práctica profesional en la oficina del Programa de Experiencia Internacional y conocer todo el proceso relacionado a estudios en el exterior y cómo trabajar con alumnos de diferentes nacionalidades. En este tiempo, he mejorado mi comunicación formal ya que he hecho vínculos con instituciones de otros países”, destacó Amos.

Tal como plantea Amos, esta pasantía fue una excelente oportunidad para conocer Latinoamérica y poder contrastar la cultura de su destino con la de su país de origen: “Mi universidad exige hacer práctica profesional antes de graduarse y como, gracias a las alianzas de mi universidad, estaba la posibilidad de elegir un país muy, muy lejos, encontré que Chile era la mejor opción”.

¿Cómo fue tu experiencia de intercambio?

Mi experiencia acá fue excelente, todos mis colegas son muy simpáticos y el trabajo en nivel de dificultad al comienzo es más fácil y después más difícil, entonces para mi es muy bueno para acostumbrarme a este trabajo y gracias a este trabajo puedo saber el sistema cómo funciona los procesos de postular a un periodo de intercambio.

¿Qué fue lo más difícil de esta experiencia?

Primero, el trayecto. Viajar 30 horas y la utilización de español en Chile es muy diferente que el castellano que aprendí en la universidad. En un comienzo fue muy difícil entender la conversación en Chile. Además, como trabajé con jóvenes la mayoría usa mucho modismo, con los profesores era más fácil.

¿Cuáles fueron tus principales aprendizajes?

Lo más importante que aprendí son los procesos de postulación a intercambio y cómo coordinar, cómo hablar y comunicar con colegas de otras universidades y cómo obtener la información adecuada para los estudiantes y para las universidades de destino.

En este trabajo, además, aprendí sobre la diferencia entre los estudiantes de intercambio de diferentes países, ya que algunas características son muy distintas entre sí, y para trabajar con ellos es necesario saber cómo comunicar acorde a cada nacionalidad. No es lo mismo relacionarse con alguien de Brasil, con alguien de Canadá, no solo los estudiantes también las instituciones y los procesos.

¿Cuáles son tus próximos pasos?

Ahora vuelvo a Taiwán y me gustaría encontrar un trabajo sobre este tema como una agencia o si es posible me gustaría encontrar un trabajo en la oficina de relaciones internacionales en alguna universidad.